Diócesis Iglesia en España

La Fundación del Patrimonio Histórico avanza en el estudio de la fachada occidental de la catedral de Ávila

La FPH apeará las esculturas de la portada, en pésimo estado de conservación, para consolidarlas y evitar desprendimientos y accidentes

El coste del estudio petrológico se incrementa en un 30% como consecuencia del precario estado de la portada

Hoy se instala el andamio, que permanecerá en pie durante un mes, para facilitar los estudios previos a la restauración

La humedad causa de buena parte de los daños

La Fundación del Patrimonio Histórico instala hoy el andamio que cubrirá la fachada occidental de la catedral de Ávila, durante un mes, para proteger la portada, acometer el estudio de la piedra y desmontar las esculturas, que presentan un estado de conservación calificado por los técnicos como pésimo.

El alarmante deterioro de las esculturas y elementos decorativos de la portada y el evidente riesgo de desprendimiento de fragmentos y caída a la vía, con peligro para las personas, hacen necesario incorporar al estudio petrológico una intervención preventiva, que incrementa en un 30% su coste, para bajar las tallas, consolidarlas e instalar una malla protectora que evite cualquier accidente y también impida la entrada a las aves.

Todo ello forma parte de los trabajos previos para su próxima restauración. En estos trabajos preliminares intervendrá un equipo integrado por petrólogos, maestros canteros y restauradores.

En este momento, están concluyendo, además, los estudios de fotogrametría, mientras se avanza en la redacción del proyecto de restauración.

La Fundación del Patrimonio Histórico restaurará la fachada occidental de la catedral de Ávila, con una inversión que supera los 300.000 euros y la colaboración con el cabildo catedralicio. La Fundación del Patrimonio aportará el 50% del presupuesto y el Cabildo de la catedral de Ávila el otro 50%.

 

La fachada occidental de la catedral de Ávila

La catedral de Ávila comienza a construirse en el siglo XII. De origen tardorrománico, mudó al gótico al alargarse las obras hasta el siglo XV. Es entonces cuando se encarga a Juan Guas, arquitecto y escultor español de origen flamenco, uno de los máximos exponentes del gótico tardío castellano, que traslade la portada original gótica de la fachada occidental a una puerta secundaria al norte, con mejor acceso desde el palacio episcopal, y que la sustituya por una nueva y adelantada, de modo que la nave mayor gana, además, un nuevo tramo. Esta portada de Juan Guas se deteriora de tal manera que debe reformarse en el siglo XVIII. Así, hoy, en la fachada occidental, entre los dos contrafuertes de granito el cuerpo central se divide en la portada del XVIII; el retablo superior, aún de Juan Guas, del XV; y la vidriera, incorporada en el siglo XX.

 

Un punto clave en la catedral

La restauración de la fachada occidental de la catedral es de gran importancia dado su estado actual de conservación, además de ser la entrada para las visitas turísticas al museo, claustro, altar mayor y coro y las previstas a las torres y cubiertas.

En este momento, se está redactando el proyecto para lo que la Fundación del Patrimonio ha puesto en marcha varios estudios previos cuyos datos contribuirán a ajustarlo a las necesidades del inmueble: un levantamiento planimétrico para obtener la representación gráfica de su estado actual, un estudio petrológico y catas murales en el interior.

Estado actual

La portada de arenisca, flanqueada por dos contrafuertes de granito, tiene problemas graves de disgregación de la piedra. La mayor parte del agua que cae en la terraza del nivel superior se filtra hacia los rellenos de la portada y aflora por la sillería. Al pasar, el agua disuelve las sales que, transportadas hacia fuera, cristalizan. Esto, sumado al hielo y el viento, causa disgregaciones, descamaciones, fragmentaciones y roturas que pueden llegar a caer a la calle.

Las palomas también contribuyen al desgaste y aportan  materia orgánica y suciedad, que favorece el ataque de microorganismos y daña la piedra, igual que los líquenes y raíces de vegetación entre los sillares.

La Fundación del Patrimonio plantea también investigar las capas de enlucido del atrio y la cara interna de la fachada, original de Juan Guas, para comprender la evolución histórica de esta parte de la catedral y favorecer una contemplación mejor del interior de la fachada, del siglo XV.

Actividad de la Fundación

La Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León es una entidad privada, sin ánimo de lucro, constituida en 1997 por Caja España, Caja Duero, Caja de Burgos, Cajacírculo, Caja Segovia, Caja de Ávila y la Junta de Castilla y León, para fomentar la conservación, restauración y difusión del Patrimonio Histórico castellano y leonés.

En su trayectoria, la Fundación ha desarrollado más de 700 actividades de restauración, de investigación, de formación, de difusión y edición de publicaciones. Entre ellas, son más de 200 las dedicadas específicamente a la restauración y puesta en valor del Patrimonio. Por otro lado, el carácter social de la Fundación y su faceta de entidad generadora de riqueza y de empleo se ponen de manifiesto en la creación de 504 puestos de trabajo a jornada completa entre 2008 y 2011 gracias a la actividad de la Fundación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas