Cultura

La familia ante el reto de la secularización

El cardenal Rouco ha cumplido ya cinco años de arzobispo emérito. Pero no han sido años de holganza. Su buena salud, capacidad intelectual y gran experiencia pastoral le han permitido seguir poniendo en juego la voluntad de servicio a la Iglesia acreditada en su prolongado y reconocido ministerio. Así lo muestran los cinco trabajos que nos ofrece en este sustancioso libro. Tres de ellos son contribuciones que el cardenal hace regularmente en los plenos de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, de la que es miembro como académico de número.

Los cinco tratan de la grave crisis que padecen el matrimonio y la familia como realidades humanas e instituciones jurídicas y de las implicaciones que tal crisis comporta en el ámbito del respeto a la vida humana y el consiguiente problema demográfico, así como de la concepción de la persona en cuanto tal y del sujeto del derecho a la educación de la misma. Naturalmente la perspectiva adoptada es la del pastor de la Iglesia que es además experto jurista de escuela teológica. La urgencia de toda esta problemática es evidente. Es de primer interés tanto para la sociedad en general como para la Iglesia en particular. Como advertía Be­nedicto XVI, en ella está hoy el nudo de la cuestión social, radicada en la cuestión antropológica acerca de la identidad verdadera del ser humano. La manifiesta preocupación del papa Francisco sobre la pastoral de la familia, con acentos propios, apunta en la misma dirección.

Va a hacer ya quince años que la legislación española ha dejado de reconocer la realidad humana del matrimonio en su especificidad. El matrimonio y la familia ofrecen resistencia: están en una crisis muy generalizada, pero siguen siendo realidades vivas y muy valoradas, tanto más cuanto que se han mostrado tan decisivas a la hora de ayudar y sostener a la gente en la grave crisis económica padecida estos años. Pero son muchos los que siguen sin enterarse de lo que dicen las leyes actuales, de sus destructivos presupuestos antropológicos y de su carácter tóxico para la vida concreta de las personas.

He podido comprobar en muchas conversaciones el asombro que causa a tantos jóvenes estudiantes un análisis elemental de «las leyes vigentes en España [que] no reconocen ni protegen al matrimonio en su especificidad».

El cardenal Rouco describe en este libro cómo se ha ido gestando esta crisis en los siglos de la deriva europea llamada «edad nueva» o «modernidad». Es capaz de hacerlo tan lúcidamente porque cuenta con el punto de apoyo de una visión del ser humano inspirada en la razón humanista y en la revelación cristiana. Aquella razón, lejos de ser «autorreferencial», como le gusta decir al papa Francisco, se mantiene abierta a sus presupuestos metafísico-teológicos. La revelación cristiana, por su parte, lleva esa apertura a consecuencias insospechadas para la misma razón.

Bienvenida una reflexión profunda que nos ayuda a comprender mejor de dónde proceden los problemas actuales y cómo podemos andar con esperanza los caminos de un futuro más humano y divino.

Juan Antonio Martínez Camino
Obispo auxiliar de Madrid

Print Friendly, PDF & Email