Revista Ecclesia » La etnia gitana se queda al margen de los planes de recuperación de la covid-19
Destacada Iglesia en España Última hora

La etnia gitana se queda al margen de los planes de recuperación de la covid-19

Uno de las comunidades más afectadas en nuestro país por la pandemia, si nos atenemos a los fundamentos de su economía y sus condiciones de vida, ha sido la compuesta por la etnia gitana.

A pesar de ello, este pueblo no figura dentro de los planes de recuperación promovidos desde las instituciones públicas, tal y como nos informan desde la Universitat Abat Oliba CEU.

Sergi Rodríguez López-Ros, el vicerrector de Relaciones Institucionales y Profesorado de esta universidad cuenta que «no se puede tratar igual a los desiguales». Desde su punto de vista, «los colectivos en riesgo deben ser prioritarios en el reparto de ayudas e incentivos para acelerar su recuperación». Y los gitanos lo son.

A principios de la crisis de la covid-19, Rodríguez Lopez – Ros advirtió que el pueblo gitano presentaba características que lo hacían más sensible a la situación. En este sentido, hizo referencia a las condiciones en las que viven muchas de sus familias, así como a la elevada proporción de autónomos que hay entre los gitanos, lo que los dejaba más desprotegidos ante la crisis económica.

Un año después, 8 de abril, Día Internacional del Pueblo Gitano, «lamentablemente, hay que decir que los temores se han confirmado», destaca. Por ejemplo, señala que las cifras de desempleo «han aumentado exponencialmente entre el pueblo gitano».

Rodríguez López-Ros apela al espíritu de transformación social y económica que se predica de los fondos del Next Generation UE para reclamar medidas adecuadas a la particularidad del pueblo gitano. El principio general sería promover una «flexibilidad laboral y contributiva».

En el plano laboral, «si queremos que los gitanos se incorporen cada día más al mercado laboral normalizado, hay que apostar por una formación dual adaptada a su idiosincrasia cultural». Mientras que esto no se produzca, propone que la Seguridad Social contemple «un régimen especial en las cotizaciones y en la contratación», en atención a la estructura de servicios que proporcionan los gitanos. «No olvidemos que en la llamada España despoblada los gitanos son uno de los primeros abastecedores de productos alimentarios y de ropa», señala.

«Ha habido un rechazo a la comunidad gitana durante la pandemia»

A propósito del Día Internacional del Pueblo Gitano, José Emiliano Rodríguez Amador, director de la Pastoral Gitana de la Conferencia Episcopal Española, ha mandado un mensaje de fraternidad a todos los gitanos católicos, agradeciendo su testimonio de vida y su peregrinar.

«A lo largo de su historia, la fe del Pueblo Gitano crece y descubre el amor a  la naturaleza, el amor a los pequeños del reino, a la maternidad y poco a  poco va encontrándose con el Amor de Dios. 

El Amor hacia Cristo Rey, ese rey sencillo que tiene como trono un  madero, como corona las espinas y como joyas los clavos, pero ese rey  sencillo que vence a la muerte y sana el pecado del mundo con su  sacrificio y victoria. 

Esa es la salud del gitano, que, frente a penurias de desigualdad,  persecuciones, racismo, prohibición de su lengua, etc. sigue caminando  hacia adelante. Ya no decimos Gelem Gelem (anduve, anduve) sino  Dromaral, Dromaral (caminar, caminar), por los caminos de la vida,  mirando hacia el futuro repleto de esperanza».

Quien otrora fuera la directora de Pastoral Gitana, Belén Carreras Maya —ahora secretaria de la Comisión de Pastoral Social y Promoción Humana—, narra la situación que han vivido los gitanos durante el último año. Muchos se han visto forzados a solicitar ayuda a Cáritas y la Iglesia ha sabido responder a sus necesidades en este momento tan delicado.

Las vivencias que narran los delegados diocesanos es de acompañamiento, de escucha, de estar en los momentos de luto y de facilitar el diálogo con las familias y las entidades sociales. «A mi juicio, esta situación nos requiere más coordinados», ha dicho Carreras.

La secretaria de la comisión de Pastoral Social ha denunciado que además de la crisis económica, los gitanos han experimentado un racismo indiscriminado en algunas partes de nuestro país y por parte de algunas asociaciones, asociando un comportamiento irresponsable con el coronavirus. Le preguntamos a Carreras por su experiencia en el día a día con esta etnia y nos remarca la fe tan vivida de los gitanos a la hora de relacionarse con Dios y su Iglesia. «El gitano enriquece con su forma de sentir la fe».

 

 

 

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa