María Lorenza Longo, próxima beata de la Iglesia católica, y María Teresa del Corazón de Jesús, cuyas virtudes heroicas han sido aprobadas por la Santa Sede
Santa Sede Última hora

La española María Lorenza Longo, fundadora de las capuchinas, será beatificada

La Santa Sede ha aprobado un milagro atribuido a María Lorenza Longo, fundadora de las monjas capuchinas y del Hospital de Incurables de Nápoles. De este modo, la religiosa será beatificada. Al mismo tiempo, se han aprobado las virtudes heroicas de la sierva de Dios  María Teresa del Corazón de Jesús, cofundadora de las Esclavas del Divino Corazón, nacida Celia Méndez.

En el mismo decreto, se ha aprobado también el milagro por intercesión del beato Giustino María Russolillo, fundador de la Sociedad de las Divinas Vocaciones y de la Congregación de las Hermanas de las Divinas Vocaciones, lo que permitirá su canonización. También se abre la puerta a otras cinco beatificaciones. Se ha aprobado el milagro de la polaca Elżbieta Czacka (nacida Róża), fundadora de la Congregación de las Hermanas Franciscanas Siervas de la Cruz, y el martirio de Léonard Melki y Thomas Saleh, capuchinos asesinados en Turquía en 1915; también de Luigi Lenzini, sacerdote asesinado en Italia en 1945; y de la brasileña Isabel Cristina Mrad Campos, laica asesinada Brasil el 1 de septiembre de 1982.

El caso de Isabel Cristina Mrad conmovió a Brasil cuando, con 20 años, fue asesinada a manos de su violador. Desde su adolescencia formó parte de la Asociación de voluntariado de la “Conferencia de San Vicente” y muchos han testificado su ayuda a las personas con discapacidades y los más pobres. Se la comparó incluso con santa María Goretti, quien también murió al luchar contra su agresor. Su tumba, que se encuentra en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Piedad en Barbacena, es meta para los fieles que vienen también de lejanas zonas del Brasil, los jóvenes colocan sobre su tumba notas con oraciones y peticiones de gracia.

De noble acomodada a reformadora Franciscana

María Lorenza Longo, que será beatificada, era una noble nacida en Cataluña, seguramente en Lérida, hacia 1463. Se casó con un regente del Consejo de Aragón y tuvo varios hijos. Quedó paralítica tras ser envenenada por una sirvienta, y tuvo una curación milagrosa. Viuda, decidió dar un rumbo nuevo a su vida y volver a Nápoles, donde había acompañado a su marido como regente de la cancillería real.

Formó parte de la Compañía de los Blancos o S. Giovanni Decollato, fundada en 1519 por Ettore Vernazza, genovés, celoso propagador de los oratorios del Divino Amor. No tardó en rodearse de colaboradoras pertenecientes a la nobleza napolitana, como Vittoria Colonna, convirtiéndose en el alma de las iniciativas benéficas de la populosa ciudad; cabe citar entre ellas el empeño que puso en liberar y rescatar a las mujeres explotadas, para las que abriría, con María Ajerba, el «Monastero delle Pentite».

Fundó el «Hospital de Incurables», inaugurado el 23 de marzo de 1522, Además, para servicio del mismo fue formando una comunidad de terciarias franciscanas que, a partir de 1533, contó con la dirección espiritual de san Cayetano, fundador de los Teatinos. Esto desembocó en que, en 1535, el papa Pablo III aprueba la Orden y en 1555 Pablo IV autoriza a que se viva bajo la Regla de Santa Clara, por lo que prescinden de las rentas y viven del propio trabajo y de limosnas como los Capuchinos. Así, fundó las monjas capuchinas.

Educación para las jóvenes

Celia Méndez y Delgado nació en Fuentes de Andalucía (Sevilla) en 1844. Se casó pero a los 30 años enviudó, de manera que, junto con el cardenal Spínola, funda las Esclavas del Divino Corazón.

En su web, la congregación lo explica así: «En una sociedad en que la preparación de la mujer deja mucho que desear, la Congregación de Esclavas se dedica a favorecer su educación en todos los estamentos sociales de la época. Desde Coria van a Puente Genil, y luego, tras un periodo de dificultades, a Málaga donde se asientan y abren un colegio. En 1893 inauguran casa y colegio en Ronda. En 1896 en Corte Concepción, Huelva y en 1899 en Moguer… En el mismo año de 1899 las Esclavas se instalan en Sevilla y en 1903 en Linares. En 1907 hay un intento de fundación en Murcia que no llega a consolidarse. Esta casa se cierra poco después de la muerte de Celia Méndez».

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME