Cultura Diócesis Iglesia en España

La diócesis de Málaga trae a ArsMálaga una muestra de iconos bizantinos

La diócesis de Málaga trae a ArsMálaga una muestra de iconos bizantinos

“La Luz del Oriente” es el título de la muestra de iconos bizantinos que puede verse en ArsMálaga Palacio Episcopal del 22 de junio al 17 de julio

Esta exposición está organizada por la Delegación Diocesana de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso y las parroquias ortodoxas rumanas de los Santos Mártires (de Valdemoro, Madrid) y San Juan Bautista (de Málaga).

Los alrededor de 30 iconos que componen la muestra estarán expuestos al público hasta el próximo 17 de julio, en la capilla de ArsMálaga Palacio Episcopal. Han sido realizados por un grupo de jóvenes iconógrafos llamado “Revelación”,  compuesto por licenciados en Teología de la Universidad de Cluj Napoca en Transilvania (Rumanía).

Según el delegado diocesano de Ecumenismo, Rafael Vázquez, «la idea de la exposición es provocar un punto de encuentro a nivel ecuménico en un ámbito al margen de lo que se viene haciendo hasta ahora. Se trata de pasar del diálogo intelectual o teológico y del diálogo a través de oración, a lo que podríamos llamar el “ecumenismo de la belleza”». Para Vázquez, esta exposición tiene un valor añadido a nivel ecuménico: «los iconos son muestra de una época de la Iglesia en la que todavía no estábamos divididos, por eso es un patrimonio compartido. Cuando éramos una única Iglesia, antes del siglo XI, compartíamos iconos y la espiritualidad que conlleva esta forma de arte religioso».

Como recuerda el delegado de Ecumenismo, «para los ortodoxos, un icono no es sólo una pintura». Es el modo de establecer una relación entre el hombre que reza y Dios, a través de la imagen de Cristo, de la Virgen y de los santos. Lo que nosotros podríamos llamar un “quasi sacramento”. De hecho, hay todo un proceso antes de pintar un icono. El pintor se confiesa, ayuna, reza con devoción y una vez que ha establecido ese contacto con Dios es cuando prepara la madera, busca el colorido que tiene siempre una simbología y, cuando ha terminado el icono, lo lleva a la Iglesia, donde el párroco hace una oración especial y lo bendice. Entonces pasa de ser una obra de arte a ser un icono».

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email