Iglesia en España Noticias

La diócesis de Solsona pide perdón por los dos casos de abusos sexuales que ha descubierto

«Esta diócesis mira de frente la parte más oscura de su historia y quiere trabajar para que nunca más suceda nada parecido en su interior». Así presenta el resultado de la investigación que ha hecho los últimos meses el obispado de Solsona sobre posibles abusos sexuales a menores cometidos por su clero. La comisión que puso en marcha el obispo Xavier Novell ha concluido que durante los años 50 y 70, dos curas del Obispado de Solsona abusaron de ocho menores. Son dos casos que hasta ahora no se conocían públicamente. No se ha encontrado ningún otro caso, ni ningún indicio de encubrimiento por parte de los obispos diocesanos. Los dos clérigos y tres de las víctimas murieron.

Solsona ha hecho esta investigación a través de dos vías: ha repasado los archivos de todos los sacerdotes diocesanos que ha tenido el obispado desde los años 30 y se han recogido informaciones o indicios de que se han hecho llegar a la comisión. Algunas de las víctimas conocidas se reunió con el obispo Novell y conjuntamente han considerado que en tantos años no era pertinente hacer públicos los nombres de los afectados. Xavier Novell emprendió esta iniciativa a raíz de las demandas del Papa Francisco para revisar el pasado y reforzar las medidas de prevención contra los abusos. Hace dos años Novell ya advirtió a los curas que si «nunca ninguno de vosotros haya abusado de un niño, que venga y se acuse», remarcando que «nosotros nunca podemos intentar eludir la responsabilidad y las consecuencias de nuestros actos». Paralelamente, este febrero los obispos catalanes se comprometieron conjuntamente a «adoptar rigurosas medidas de prevención» y «eliminar todo tipo de tolerancia o encubrimiento, y para erradicar de nuestras comunidades y de toda nuestra sociedad la cultura del abuso sexual, económico, de poder y de conciencia. Varios obispados y congregaciones religiosas han abierto procesos de revisión y se han establecido nuevos mecanismo de denuncia. Novell ha reconocido los hechos y ha pedido perdón.

Conclusiones de la investigación de la Delegación de Protección de Menores del Obispado de Solsona

En febrero pasado, el obispo de Solsona, Xavier Novell, se comprometía, en un escrito en la Hoja Diocesano, a abrir una oficina de atención a las víctimas de abusos sexuales a menores y adultos vulnerables por parte de clérigos diocesanos, a analizar los archivos desde 1930 ya hacer públicos los resultados de estos trabajos. Este compromiso fue una de las concreciones en la diócesis a partir de la nota de la Conferencia Episcopal Tarraconense, de 12 de febrero, a raíz de las informaciones sobre abusos a menores por parte de clérigos en Cataluña. Poco después, el obispo creó la Delegación diocesana de Protección de Menores y Adultos Vulnerables y la oficina de atención a las víctimas de abusos sexuales. Esta delegación está formada por: Clara Carbonell y Morago, trabajadora social; Josep Maria Vilaseca i Ribalta, licenciado en teología moral; Teresa Gené y Campos, psicóloga y maestra; y Antoni Cid y Briansó, abogado. Inmediatamente, hicieron público una dirección de correo electrónico —abusos@bisbatsolsona.cat— y un número de teléfono —677830503—. Esta iniciativa fue reforzada, el mes de mayo, por el Motu Propio Vos estis lux mundi, del Papa Francisco, que obliga a todas las diócesis, individualmente o en grupo, crear una oficina de atención a las víctimas o un mecanismo que haga esta función, antes del día 1 de junio de 2020 (art. 2 & 1).

Diez meses de investigación

Durante estos meses, la delegación ha investigado exhaustivamente cualquier rumor de abuso sexual y confió al vicario general ya otro sacerdote la revisión de todos los archivos en busca de posibles denuncias contra clérigos diocesanos y, si fuera el caso, los pasos realizados por el Ordinario de cada momento. Se han recibido 4 informaciones y se han investigado 3 murmuraciones. Después de un trabajo exhaustivo, en el que la pro actividad de la delegación ha sido decisiva, se han estudiado 4 posibles casos de abusos a menores por parte de clérigos diocesanos y, de momento, se ha concluido que durante los años 50 y los años 70, dos sacerdotes diocesanos, ya difuntos, abusaron sexualmente de 8 menores, 3 de ellos ya fallecidos. Ya se han cerrado tres de estos casos.

Tres víctimas atendidas

Las víctimas han recibido con agradecimiento: la petición de perdón que les ha sido hecha en nombre de la Iglesia; el compromiso que se harán públicos los hechos preservando su intimidad e identidad; la promesa de que la diócesis hará lo posible para que los abusadores no reciban ningún tipo de reconocimiento y, sobre todo, para que se desarrolle una cultura y un protocolo de protección de los menores y adultos vulnerables; y la oferta del servicio de acompañamiento a las víctimas que tiene disponible la Delegación diocesana.

Declaración

El obispo diocesano, Xavier Novell, analizado el informe recibido de la delegación y conmovido por el encuentro con algunas víctimas y por la lectura de las actas de los otros encuentros, en nombre propio, del presbiterio y de toda la comunidad cristiana, hace pública la siguiente declaración:
1. Condena rotundamente los abusos perpetrados por los dos clérigos diocesanos identificados.
2. Pide perdón sinceramente a todas las víctimas. Asimismo, pide a todos los miembros de la Iglesia diocesana que se hagan cargo del dolor y del silencio asfixiante que las víctimas han tenido que sufrir durante muchos años.
3. Reitera su oferta de ayuda a todas las víctimas, su disponibilidad a escuchar y atender nuevas revelaciones o denuncias y su compromiso para hacer de este obispado un lugar seguro para los niños y los adultos vulnerables. Esta diócesis mira de frente la parte más oscura de su historia y quiere trabajar para que nunca más suceda nada parecido en su interior.
4. Declara que nada de lo que se ha descubierto hasta ahora es objeto de juicio canónico o civil y que no consta en ningún caso la responsabilidad del Ordinario. Queda, sin embargo, a la disposición de todos los requerimientos que se le puedan pedir y está abierto a ulteriores descubrimientos o denuncias. El compromiso de la Diócesis de Solsona con la transparencia y con la justicia es permanente e inequívoco.
5. Recuerda que hace unos meses la diócesis se comprometió a crear una cultura de protección de los menores y de los adultos vulnerables, evitando todo tipo de abuso. Lo hacía empujada por los casos hechos públicos en Cataluña y por las indicaciones del Santo Padre. Ahora, renueva este compromiso movida por la conciencia de que en Cataluña también ha habido clérigos que han cometido delitos gravísimos.
6. Pide a todos los sacerdotes y al resto de miembros de la Iglesia diocesana una jornada de penitencia —ayuno y oración— con motivo de estos hechos terribles que acaba de hacer públicos. La convoca para el sábado 28 de diciembre hasta la participación en la Eucaristía de la fiesta de la Sagrada Familia.

Print Friendly, PDF & Email