Iglesia en España Última hora

La diócesis de Sigüenza-Guadalajara se adapta a las nuevas limitaciones por COVID en Castilla-La Mancha

La diócesis de Sigüenza-Guadalajara ha adaptado las medidas que entran en vigor en Castilla-La Mancha. Lo ha hecho a través de unas indicaciones pastorales dadas por el vicario general de la diócesis, Agustín Bugeda Sanz. Una de las medidas prácticas será que, además de la limitación de aforo al 75%, todos los asientos deberán estar asignados de antemano en templos en cuyo interior haya más de 50 personas, y en exterior si son más de 100 personas. Los velatorios en interior pasan de 25 a 10 personas, los entierros de 50 a 15 asistentes, y las reuniones de grupos, catequesis, etc. no podrán superar las 10 personas.

Además, desde la diócesis se han indicado varios criterios a nivel pastoral. «Los sacerdotes debemos dar ejemplo en nuestro comportamiento», ha señalado Bugeda, recordando la necesidad de distribuir la comunión con mascarilla e higienizando antes las manos. Ante la limitación de celebraciones comunitarias, invita al acompañamiento personal: «Sigue siendo un momento oportuno para acompañar personalmente a tantas personas que de un modo u otro lo necesitan». También, hace un llamamiento a preservar la comunión de la ideología. «No dejemos que se utilice en aras de falsos progresismos o falsos puritanismos», recuerda Bugeda.

Por último, se deja sin una decisión firme la vuelta al curso catequético, a la espera de la evolución de la pandemia y sus circunstancias. Desde el obispado, afirman, se actuará conforme a las circunstancias. En este aspecto, se hace una invitación a promover la catequesis familiar.

Print Friendly, PDF & Email