mujeres-orihuela-alicante
Iglesia en España

La diócesis de Orihuela-Alicante premia a siete mujeres y dos hombres

La diócesis de Orihuela-Alicante premia a siete mujeres y dos hombres

Gracias a esta iniciativa se ha premiado la importante dedicación y labor social de 7 mujeres y 2 hombres comprometidos con la Iglesia de Orihuela-Alicante

 Dolores Baeza García, la hermana Consuelo Bernal Gil, Asunción Da Silva, Remedios Durá Ventura, Concha García Serena, Eduardo Gil Soto, Vicenta Jover Poveda, José Ortiz Roche y Consolación Tébar Tébar han sido las personas distinguidas con las Insignias “Pro Ecclesia Diocesana 2013”. Son un total de 9 premiados, 7 mujeres y 2 hombres. De todos ellos llama la atención su dedicación, en la mayoría de casos durante toda una vida, al bien de la comunidad y al trabajo por ayudar a los demás. Algunos de ellos son sacristanes o catequistas que han dedicado mucho de su tiempo y esfuerzo a la vida parroquial y otros han mostrado un gran compromiso con la sociedad y la Iglesia de Orihuela-Alicante desde diferentes movimientos, delegaciones, colegios o instituciones.

 

Esta tarde se ha celebrado la entrega de estos galardones en el Salón de Actos del Obispado. En un acto muy emotivo y numeroso presidido por el obispo diocesano, monseñor Jesús Murgui y amenizado por la Agrupación Coral María Trives de Dolores, dirigida por Ana Martínez Manzanera.

 

Con las “Insignias Pro Ecclesia Diocesana”, una iniciativa pionera puesta en marcha por la Diócesis de Orihuela-Alicante en 2009, se busca valorar y premiar el servicio pastoral que algunas personas han prestado y prestan a la sociedad y a la Iglesia de Orihuela-Alicante. Tal y como ha explicado el Vicario General de la Diócesis, Francisco Conesa, al principio del acto. Se premia así la labor de algunas de las personas de la Diócesis que destacan por su servicio a los demás y su entrega a los que más lo necesitan. En su presentación el Vicario General ha destacado pues “la entrega y dedicación de los premiados, personas de gran talla humana y cristiana, de los que se reconoce su trabajo callado y humilde y su dedicación y entrega”. “Distinguir a estos hombres y mujeres honra a toda la comunidad diocesana y contribuye a que nuestra Iglesia sea más fraternal y misionera” ha añadido Conesa.

 

Uno a uno han sido presentados los galardonados de esta quinta edición para posteriormente recoger, de manos del obispo, la Insignia “Pro Ecclesia Diocesana 2013”. Todos excepto la hermana Consuelo Bernal que por problemas de salud no ha podido acudir. José Ortiz, una de las personas distinguidas, ha hablado en representación de todos los demás dando las gracias por estas distinciones. “Nunca lo olvidaremos Don Jesús” ha dicho dirigiéndose al obispo diocesano. Quien, por su parte, ha cerrado los discursos con unas palabras de agradecimiento a todos los asistentes y unas dedicadas a los galardonados. “Gracias por vuestros ejemplos de compromiso y entrega. Nos ayudan muchísimo y favorecen a toda la sociedad” ha afirmado el obispo Don Jesús Murgui. “Esta es la quinta edición de este acto que nos da la oportunidad de notar que esta Iglesia está viva” ha añadido.

 

Los galardonados 2013 han sido:

 

1.- DOLORES BAEZA GARCÍA, nacida en Rafal el 19 de Diciembre de 1929, ha consagrado su vida al Señor y al servicio de la Iglesia, especialmente en la catequesis, Y desde los 15 años de edad, forma parte del movimiento Marías de los Sagrarios realizando grandes jornadas de oración ante Jesús sacramentado.

 

2.- HERMANA CONSUELO BERNAL GIL, carmelita, que durante los últimos veinte años ha servido en el Seminario Diocesano de Orihuela.

 

3.- ASUNCIÓN DA SILVA, de 64 años de edad, casada y madre, que durante veinte años ha servido en el Seminario Teologado Diocesano como ayudante de cocina y limpiadora, destacando por su fidelidad, prudencia, solicitud y diligencia.

 

4.- REMEDIOS DURÁ VENTURA, de 86 años de edad, sacristana de la parroquia de Santa María Magdalena de Tibi. Con “Remei”, ya son tres generaciones de sacristanas de la misma familia. Durante muchísimos años ha servido de manera extraordinaria a la parroquia de Tibi.

 

5.- CONCHA GARCÍA SERENA, de 83 años de edad. Colaboradora parroquial del Buen Pastor de Benidorm desde los comienzos. Ha trabajado en diversas tareas parroquiales, con esmero y dedicación incondicional, destacando en el cuidado de los ornamentos litúrgicos, el decoro del templo, las visitas a los enfermos y la difusión de los grupos de vida ascendente.

 

6.- EDUARDO GIL SOTO, natural de Torrelamata, donde nació en 1932. Ejerció siempre la misma profesión: pescador de arrastre. En el 1980 fundó la Cofradía de la Patrona La Virgen del Rosario, de la que fue fundador y presidente 32 años.

 

7.- VICENTA JOVER POVEDA, de 79 años de edad, residente en Petrer y vinculada a la Parroquia de San Bartolomé Apóstol desde su juventud. Durante muchos años ha sido catequista de niños. Es camarera de la Virgen del Remedio y miembro de Acción Católica.

 

8.- JOSÉ ORTIZ ROCHE, de 83 años de edad. Nació en Hellín. Por motivos de trabajo llegó a Torrevieja a finales de los años 70, y desde los primeros momentos junto con su esposa han sido fieles colaboradores en la parroquia de la Inmaculada. Ha sido del equipo de pastoral penitenciaria, forma parte del de liturgia y es ministro extraordinario de la comunión. Ha participado también en la pastoral pre-bautismal.

 

9.- CONSOLACIÓN TÉBAR TÉBAR. Ha trabajado en la Parroquia de San Francisco de La Marina con los distintos sacerdotes que han ido pasando por allí. Actualmente se encarga de la catequesis.

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.