Revista Ecclesia » La diócesis de Orihuela-Alicante despide a su obispo emérito
Iglesia en España Última hora

La diócesis de Orihuela-Alicante despide a su obispo emérito

La diócesis de Orihuela-Alicante ha despedido hoy a su obispo emérito Rafael Palmero, que falleció el lunes 8 de marzo. En una emotiva ceremonia que ha tenido lugar en la concatedral de San Nicolás. La misa exequial ha estado presidida por el obispo diocesano, Jesús Murgui, y concelebrada por varios obispos y numerosos sacerdotes representantes del presbiterio diocesano. Dentro de las medidas de seguridad marcadas por la emergencia sanitaria, se ha contado con la presencia de los seminaristas del seminario mayor y también con una representación del diaconado permanente.

Durante la homilía, el obispo Murgui ha expresado su cercanía y cariño a la familia del emérito y cuantos se han sentido afectados por su fallecimiento, tanto de la diócesis de Orihuela-Alicante como de otras donde también ejerció su ministerio, especialmente en Astorga, Toledo y Palencia. Aseguró que el obispo «ha sido y seguirá siendo parte, verdaderamente entrañable, de nuestra historia como familia diocesana, de la que ha sido Padre y pastor, y como tal, ha sido acompañado y cuidado en su Casa Sacerdotal, asistido especialmente, en estos últimos meses, por la oración y el afecto de cuantos hemos estado conocedores de su última enfermedad».

Asimismo consideró su itinerario ministerial como un «luminoso ejemplo» y un referente «de Buen Pastor» para la Iglesia diocesana. Recordó sus inicios, cuando fue llamado por el Señor al sacerdocio, y repasó su trayectoria hasta que ejerció su ministerio en la diócesis alicantina, incluidos los momentos más significativos de su pontificado. Murgui ha finalizado su homilía resaltando los sentimientos y actitudes con los que el obispo emérito asumió y vivió su ministerio «a la luz de su referente, San Agustín», entendiendo la vida «como ofrenda, como eucaristía» e hizo referencia a la profunda devoción que profesaba a la Virgen María y a San José.

Capilla de la Comunión de la concatedral

Tras finalizar la misa exequial, el féretro con los restos mortales del obispo emérito fue portado a hombros por el templo entre aplausos de los asistentes. La ceremonia concluyó con la sepultura de sus restos mortales en la capilla de la Comunión de la concatedral. A la misa corpore insepulto y posterior entierro, asistieron, además de los familiares de Rafael Palmero, representantes institucionales, entre ellos los alcaldes de Orihuela y Alicante.

Asimismo estuvieron presentes otras autoridades, miembros del seminario diocesano de Orihuela y de la vida consagrada, así como de asociaciones y entidades de fieles. El obispo emérito Victorio Oliver no pudo estar presente en estos actos como hubiera sido su voluntad debido a su avanzada edad y su estado de salud. El próximo sábado, día 13, a las 10 horas, se celebrará una misa por Rafael Palmero en la catedral de Orihuela, presidida también por el obispo Murgui.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa