Diócesis Iglesia en España

La diócesis de León abrió el Año de la Fe con una procesión y eucaristía vespertinas

Con una procesión especial por el atrio de la Catedral, que incluyó el rito de bendición del agua y la aspersión en recuerdo del sacramento bautismal como entrada en la vida de la fe, se iniciaron esta tarde en la Diócesis de León los actos del Año de la Fe en una solemne celebración eucarística que presidió el obispo Julián López.

La procesión se desarrolló desde la puerta de San Froilán hasta la puerta de la Virgen Blanca como rememoración de la procesión con la que tal día como hoy hace 50 años realizaron miles de obispos de todo el mundo reunidos en la Basílica de San Pedro para dar inicio al Concilio Vaticano II. El obispo de León evocó aquel acontecimiento que hoy conmemoraba toda la Iglesia Universal y que el Papa Benedicto XVI resaltaba en su Carta Apostólica Porta Fidei por la que convocaba el Año de la Fe que hoy mismo se ha iniciado.

En su homilía, Julián López destacó que “el bautismo es de un modo particular el sacramento de la Fe. Fue entonces cuando entramos en la Iglesia por la puerta de la Fe y por eso hemos evocado ese momento singular y decisivo de nuestra existencia al recibir el don de la Fe mediante el sacramento que nos hizo nacer como hijos de Dios y nos incorporó a la Iglesia”.

El prelado legionense resaltó que “al comienzo del Año de la Fe renovamos con alegría y confianza nuestra conciencia de hijos de Dios y de creyentes en Cristo para mantener como bautizados y como Iglesia diocesana la unidad del espíritu con el vínculo de la paz porque solamente así podremos poner en práctica la invitación que nos ha hecho el Papa de confesar la Fe en el Señor resucitado a lo largo de este Año de la Fe”. Julián López recordó la reflexión del Papa según la cual “la profesión de Fe es un acto personal y al mismo tiempo comunitario cuyo primer sujeto es la Iglesia, una, santa, católica y apostólica, que no sólo nos ha hecho hijos de Dios por el bautismo, sino que responde ante Dios por nuestra Fe y nos enseña a nosotros a decir: creo, creemos”.

Además de ese llamamiento a la profesión de la Fe, el obispo de León insistió en que el Año de la Fe “debe hacer vivir la vocación misionera de la Iglesia, porque el Año de la Fe propuesto por el Papa tiene una fuerte connotación evangelizadora” e hizo un llamamiento para que “la solicitud por anunciar el Evangelio nos haga aún más rica y gratificante, abierta y esperanzadora la puerta de la fe por la que hemos entrado porque, no lo olvidemos, la Fe sólo crece y se fortalece creyendo y comunicándola con alegría y con gozo”.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email