ordenacion-diaconos-cartagena
Iglesia en España

La Diócesis de Cartagena celebra la ordenación de siete diáconos

La Diócesis de Cartagena celebra la ordenación de siete diáconos

David Álvarez de la Campa Pinar, Sergio Palazón Cuadrado, Miguel Ángel Alarcón Olivares, Jesús Sánchez García, Saúl Sánchez Fernández, Domenico Pío Greco y Gemildo Francisco Donascimiento recibieron el domingo el primer grado del Orden Sacerdotal, el Diaconado, de manos del Obispo de Cartagena en la celebración que tuvo lugar en la parroquia de San Benito de Murcia.

En la festividad de San Francisco de Asís, los siete seminaristas, pertenecientes a los dos seminarios mayores de la Diócesis –San Fulgencio y Redemptoris Mater- fueron ordenados diáconos ante la mirada atenta de sus familiares, sus comunidades de fe, sus compañeros seminaristas y un centenar de sacerdotes.

“Es cierto que el ejercicio del Ministerio os conducirá a la santidad de vida, pero no olvidéis que también sois hombres frágiles y todos los días necesitaréis poneros delante del Señor para pedir su gracia, bendición y misericordia”, dijo el Sr. Obispo a los ordenandos, invitándoles a ser servidores con “dedicación y con la misma entrega de Nuestro Señor”.

Durante la homilía, Mons. Lorca animó a los siete jóvenes a anunciar el Kerygma y celebrar la palabra en la liturgia y en la vida; les recordó que el Espíritu Santo llama a través de la Palabra a la contemplación y santificación; y que la Palabra es “punto de partida en el camino de la Iglesia y en la construcción de la comunidad y constructora de la comunidad en el amor y en la misión local y universal”. También les exhortó a dejarse llevar siempre por la fuerza del Espíritu Santo y a buscar la santidad sacerdotal a través del servicio a los demás: “Lo que nos pide el Señor es imitarle a Él, desgastarse en el servicio, hasta dar la vida, olvidarte de ti mismo y de tus cosas, para entregarte a las cosas del Señor”.

Al finalizar la celebración, Jesús Sánchez, en nombre del resto de sus compañeros diáconos, dio las gracias a Dios por sus vocaciones, por los sacerdotes y compañeros de seminario que les han acompañado estos años, por sus familias, comunidades de fe y por todos los que rezan para que permanezcan fieles a la llamada de Dios.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.