Revista Ecclesia » La Cruz de la JMJ y el icono de María visitan la diócesis de Valencia
Iglesia en España Última hora

La Cruz de la JMJ y el icono de María visitan la diócesis de Valencia

La cruz y el icono de Nuestra Señora Salus Populi Romani, símbolos de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Lisboa 2023, finalizaron ayer su visita a la diócesis de Valencia. En esta diócesis han permanecido dos días en su recorrido por España, que ahora continúa en la diócesis de Albacete.

La cruz y el icono de la JMJ, procedentes de Barcelona, llegaron el pasado martes a localidad valenciana de Sagunto. Allí tuvo lugar la acogida y una oración en las parroquias de Santa María y El Salvador. Por la tarde partieron rumbo al Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer, en San Antonio de Benagéber.

El martes por la tarde también tuvo lugar la acogida en el Palacio Arzobispal y fueron llevados la Catedral, donde se celebró una eucaristía, presidida por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, con un significado especial por la vinculación de la cruz y la JMJ con el Año Santo Jubilar del Cáliz de la Pasión.

En la jornada de ayer los símbolos de la JMJ presidieron por la mañana la misa que se celebró en la Iglesia de San Lorenzo y después fueron trasladados al Seminario Menor – Colegio Claret, en Xàtiva, donde tuvo lugar una celebración con la participación de sacerdotes del arciprestazgo, han señalado desde la delegación diocesana de Juventud. Por la tarde fueron trasladados al Seminario Mayor “La Inmaculada”, en Moncada, que acogió la celebración de una vigilia de oración por las vocaciones y una cena de fraternidad con todos los jóvenes asistentes.

La jornada finalizó con la entrega de los símbolos de la JMJ a la diócesis de Albacete, siguiente destino de la cruz y el icono en su recorrido por España, que concluirá el 29 de octubre en Ayamonte, desde donde la cruz cruzará la frontera, por el río Guadiana, hasta Portugal.

Visitaron Valencia en la JMJ de 2011

La cruz peregrina de la JMJ, de 3,8 metros de altura, estuvo presente, por primera vez, en los actos previos a las Jornadas Mundiales de la Juventud de 1983, «cuando san Juan Pablo II la confió a los jóvenes para que la llevaran por todo el mundo, junto con el Evangelio, siendo un símbolo de la esperanza de los jóvenes», han explicado.

En la XV JMJ de Roma, en el año 2000, san Juan Pablo II declaró a Nuestra Señora Salus Populi Romani como patrona de las Jornadas Mundiales de la Juventud y desde entonces, una réplica del icono acompaña siempre a la cruz de los jóvenes.

Con ocasión de la celebración de la JMJ de Madrid, la cruz peregrina, junto con el icono de María, visitaron la diócesis de Valencia durante una semana, del 11 al 17 de febrero de 2011.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa