Diócesis Iglesia en España

La crisis también afecta a Proyecto Hombre Valencia

Por Antonio DIAZ TORTAJADA, Sacerdote-periodista

La actual crisis también está incidiendo en la Fundación Miguel Roca-Proyecto Hombre en que cada vez está siendo más difícil obtener financiación. Por ese motivo, la entidad ha hecho un llamamiento a la solidaridad a las personas que quieran y puedan apoyar las actividades con su donativos o mediante un voluntariado.

El  futuro de Proyecto Hoimbre está en manos de la disposición de sus trabajadores a desempeñar su tarea sin cobrar. La deuda de casi un millón de euros que mantiene la Consellería de Sanidad con la Fundación ha supouestro que no vayan a percibir la nómina de este mes.

Según explico la presidenta de la Fundación y Directora de Cáritas Diocesana, Concha Guillem, dependerá de que cada empleado pueda resistir sin cobrar. “El asunto pinta mal, pero soy optimista”, manifestó. “La Administración no puede tardar en pagar, pero no se ha recibido todavía una respuesta”

La Fundación no tiene la capacidad de maniobra para presionar a la administración como otros colectivos. “Si dejamos de atender el servicio, nos pondríanm una multa que nos ahogaría todavía más. Tenemos un equipo estupendo –formado por 48 profesionales– que continuartía yendo a trabajar.”

“Otro problema derivado con el acuerdo con sanidad es la duración de la terapia, puesto que conciertan las plazas por seis meses, tiempo insuficiente para la curación. El tratamiento suele prolongarse de tres a nueve meses”

 

La Fundación Miguel Roca-Proyecto Hombre Valencia está registrando este año casos de personas que solicitan sus servicios terapéuticos al habercomenzado a “tener problemas con el consumo de sustancias adictivas, a consecuencia, entre otros factores, de la crisis económica

Son personas que nunca antes habían solicitado ayuda por este tipo de problemas y que, al haber perdido su puesto de trabajo y no encontrar uno nuevo, sienten una sensación de vacío, frustración y hasta desesperación que tratan de llenar, a modo de evasión, consumiendo este tipo de sustancias.

También sucede, sobre todo a los jóvenes, que el mayor tiempo libre del que disponen tras quedar en paro, que muchas veces acaba en ociosidad”, les lleva al uso de drogas.

Proyecto Hombre ha detectado que en el último año hay más personas que llegan a sus programas adictas a la cocaína en base, un tipo de cocaína más barata que la `esnifada´ y que en muchos casos comienzan a consumir, en sustitución de ésta.

La cocaína en base tiene un mayor poder adictivo, lo que la hace todavía más perjudicial. El director técnico de Proyecto Hombre Valencia ha subrayado que, a pesar de todo ello, “lógicamente en las situaciones de consumo de drogas de estas personas hay factores de mayor peso que la mera crisis económica, como la falta de formación o la pertenencia a familias desestructuradas, entre otras”.

La fundación canónica Arzobispo Miguel Roca gestiona diversos programas contra las drogas a través de Proyecto Hombre Valencia. La entidad, que atiende a una media de 300 personas al mes en sus distintos centros de la provincia de Valencia, tiene su sede una comunidad terapéutica para la deshabituación de las drogas para veinte mujeres.

También gestiona un centro de día que desarrolla programas para drogodependientes según su perfil, así como de asesoramiento familiar y de intervención temprana para adolescentes y jóvenes.

La fundación dirige, además, centros de tratamiento en Gandía, Onteniente y Sagunto, y mantiene una unidad terapéutica en el módulo uno del centro penitenciario de Picassent

La entidad fue erigida en diciembre 1985 por el entonces titular de la archidiócesis valentina, monseñor Miguel Roca, con el nombre de “Centre Valencià de Solidaritat-Proyecto Hombre”, y desde entonces gestiona diversos programas contra las drogas a través de Proyecto Hombre. A finales de los 90, el entonces arzobispo, el cardenal Agustín García-Gasco, constituyó la entidad en fundación, con el nombre de “Arzobispo Miguel Roca-Proyecto Hombre Valencia”.

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
La crisis también afecta a Proyecto Hombre Valencia, 8.3 out of 10 based on 4 ratings
Print Friendly, PDF & Email

Antonio Díaz Tortajada

Antonio Díaz Tortajada nació en 1947 en Castielfabib (Valencia). Sacerdote diocesano desde 1973. Miembro del Instituto Secular Jesús Sacerdote. Licenciado en Teologia, Ciencias de la Información y Diplomado en Psicología. Fundador de la emisora católica "Radio Luz de Valencia". Actualmente Consiliario de la Junta Diocesana de Hermandades y Cofradías. Columnista habitual en los diarios locales valencianos. Autor, entre otros libros, de: "Evangelización, lenguaje y cultura" (1983), "Llamados para anunciar el Evangelio de Dios" (1984), "Me encanta mi heredad" (1989), "Juan Pablo cree en los jóvenes"(1990), "El camino de la Cruz" (1991), "Arriesgar la palabra"(1993), "Plegarias" (1994), "El silencio de Dios" (1994), "Vivir lo que esperamos" (1997), "Viacrucis del Hombre Dios" (2000), "Háblame de Jesús" (2001) y "Variaciones sobre el Génesis" (2005)

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.