Concapa
Concapa
Coronavirus Iglesia en España

La CONCAPA pide al Ministerio de Educación normas claras para finalizar el curso

Ante la actual situación en la educación provocada por la pandemia del coronavirus, la CONCAPA valora muy positivamente los esfuerzos realizados a toda la comunidad educativa (padres, profesores, centros educativos y alumnos), y considera que la actuación del Ministerio de Educación en estos momentos no está a la altura de las circunstancias. En primer lugar, «por no contar con los verdaderos artífices de la educación (padres, profesores y alumnos) y, en segundo lugar, por no valorar ni el esfuerzo realizado ni los tiempos que se nos van imponiendo, queriendo pasar página cuanto antes con un aprobado general y por un esfuerzo suplementario para todos en el período vacacional, sin ofrecer una normativa clara para todas las autonomías».

Tras la reunión de la ministra de Educación el pasado miércoles con los consejeros de las comunidades autónomas, asegura que «lo que quedó claro es que el Ministerio apuesta por un aprobado general, por un “no” al esfuerzo (pasar de curso con asignaturas suspensas, dependiendo de lo que diga cada comunidad autónoma) y por no contar con las familias, ni con los profesionales de la Educación a la hora de tomar medidas».

El presidente de CONCAPA, Pedro José Caballero, considera que «no podemos dejar de lado el esfuerzo que están realizando tanto los padres como los profesores y los alumnos para lograr adquirir los conocimientos previstos», y la ministra los ignora asegurando que sólo se evaluarán los contenidos impartidos antes de la pandemia, desmotivando totalmente tanto al profesorado como a los alumnos en todo lo realizado por la comunidad educativa desde que se decreto el estado de alarma y el confinamiento en nuestros hogares.

Por otra parte, habría que finalizar ya el curso escolar de manera presencial, pues «no vemos qué medidas positivas sacamos de que en julio estén abiertos los centros. Después de salir de un confinamiento, lo que necesitamos es que desaparezca el estrés que pueden sufrir profesores, alumnos y familias», dice Caballero. Pero también es cierto que «tendríamos que empezar a trabajar ya el en calendario escolar del curso próximo para incorporar lo que no se haya podido impartir en este último trimestre del curso 19-20». Por eso, denuncian la falta de compromiso y cercanía a las familias que, en estos momentos tan difíciles, hacen «un verdadero sacrificio para sacar adelante los estudios de los hijos». Además, piden que se desarrolle un detallado programa de recuperación del alumnado que no haya superado con éxito las dos primeras evaluaciones, que son las que han finalizado sin incidentes y con normalidad». «Apostamos por que esta ultima evaluación sirva y actúe como una evaluación continua, para intentar recuperar al alumnado que no superó las dos primeras evaluaciones, evitando que la desmotivación del mismo provoque un fracaso escolar y abandono temprano de los estudios».

Print Friendly, PDF & Email