Revista Ecclesia » La COMECE pide a Europa que garantice «que nadie muera en el mar por falta de ayuda»
Internacional Última hora

La COMECE pide a Europa que garantice «que nadie muera en el mar por falta de ayuda»

Con el fin de presentar recomendaciones políticas sobre una futura Asociación de la Unión Europea con sus vecinos del sur, «justa y centrada en las personas», la COMECE (Comisión de las Conferencias Episcopales de la Comunidad Europea) se reunió con Olivér Várhelyi, comisario europeo de Vecindad y Ampliación. Este lunes 18 de enero una delegación de la Iglesia católica en la Unión Europea presentó en un encuentro online un documento al comisario de la UE, que fue elaborado en diálogo con los responsables de las Iglesias locales.

«La UE debería garantizar que nadie muera en el mar por falta de ayuda y que se respete el derecho internacional en materia de no devolución y desembarco». Los migrantes y refugiados que están «varados en países de tránsito y que sufren graves violaciones de derechos humanos deben recibir ayuda para salir de ese país y regresar a su país de origen a otro país seguro». Esta es una de las claves del documento que insiste en el concepto de «ciudadanía común que es, a juicio de los obispos, la clave para superar las percepciones religiosas y civiles o posiciones de superioridad actuando «en todos los aspectos de la vida, especialmente en las escuelas y en los medios de comunicación».

El año pasado, con motivo del 25 aniversario de la Unión por el Mediterráneo, la UE anunció la renovación de su asociación con los diez países ubicados en sus fronteras meridionales a principios de 2021.«Damos la bienvenida a los esfuerzos de la Unión Europea para ayudar a crear estabilidad, paz y prosperidad en su vecindario del sur», expresó el cardenal Jean-Claude Hollerich SJ, presidente de COMECE, durante la reunión al tiempo que pidió «respuestas políticas europeas ancladas en los valores fundamentales de la Unión y plenamente respetuosas de la dignidad humana y los derechos de cada uno nadie, incluidos los migrantes y refugiados». Frente a los múltiples desafíos en el ámbito de la paz, los retos socioeconómicos, el respeto a los derechos humanos y las recomendaciones ecológicas, la región mediterránea debería, como enfatizó la COMECE, «volver a convertirse en un lugar de encuentro pacífico entre personas de diferentes culturas y culturas. de diferentes religiones».

«La UE debe apoyar una cultura del encuentro en sus vecinos los países del sur y ayudar a fomentar la paz a través de la educación, el diálogo, la confianza y el respeto por la diversidad sociocultural y religiosa, al tiempo que promueve el concepto de ciudadanía plena e igualitaria », subrayó Youssef Soueif, arzobispo de Trípoli, al tiempo que invitó a la participación activa a las iglesias locales en el Líbano y otros países vecinos del Sur «en los esfuerzos humanitarios».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa