Revista Ecclesia » La catedral de Valencia recupera la lámpara del siglo XVII
lampara veneciana. valencia
Iglesia en España

La catedral de Valencia recupera la lámpara del siglo XVII

La catedral de Valencia recupera la lámpara del siglo XVII

La Catedral de Valencia ha reinstalado en la capilla de san Pedro de la Seo su lámpara veneciana o de araña del siglo XVII, que tuvo que ser desmontada en 2005 tras el descubrimiento de los frescos de los ángeles músicos en la bóveda del altar mayor. La restauración fue bendecida este por el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro.

Tanto la lámpara, que es la principal de la Seo, como la capilla de san Pedro, remodelada entre 1696 y 1703 por Juan Bautista Pérez Castiel, comparten el estilo barroco propio del siglo XVII, ha explicado el arquitecto conservador, Salvador Vila, que ha dirigido las obras de restauración de la capilla, iniciadas en noviembre de 2011, y financiadas con la colaboración del Ministerio de Cultura en su Plan de Catedrales.

La lámpara veneciana cuenta con más de 80.000 cristales de roca sobre un armazón de metal y fue descolgada para facilitar el desmontaje de la bóveda barroca de la Catedral tras el descubrimiento, en junio de 2004, de los frescos renacentistas de los ángeles músicos del siglo XV en la bóveda gótica del altar mayor. Tras este hecho, no volvió a ser colgada para acometer también su limpieza y restauración.

Desde entonces ha permanecido guardada en la Catedral, de donde ha salido en muy contadas ocasiones, como en la exposición ‘La Gloria del Barroco’ en 2009, organizada por la Fundación La Luz de las Imágenes, por la que pudo ser contemplada en la iglesia de San Martín de Valencia.

La “veneciana” fue fabricada hace más de 300 años en Venecia (Italia) y estaba destinada a formar parte de la Basílica de san Pedro en Roma, en donde nunca llegó a colgarse debido a varias causas, entre ellas que su tamaño era menor del esperado.

Fray Juan Tomás de Rocaberti, arzobispo de Valencia de 1677 a 1699, adquirió la lámpara en la ciudad italiana de Génova por 500 doblones de oro y desde allí fue trasladada a Valencia donde llegó con un libro de instrucciones para su montaje.

La lámpara está rematada por una paloma tres veces coronada con una triple tiara pontificia en referencia, según algunos investigadores, al escudo de Giovanni Battista Pamphili, el papa Inocencio X, cuyo pontificado duró de 1644 a 1655, y durante el cual se debió diseñar esta lámpara.

 

Por Antonio DÍAZ TORTAJADA
Sacerdote-periodista

 

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa