Cultura

La Belleza Escondida, libro de Antonio Rubio López

La Belleza Escondida, libro de Antonio Rubio López

Dentro del espíritu emanado del Concilio de Trento, como respuesta a la Reforma emprendida por Martín Lutero en 1517, a partir del último tercio del siglo XVI la Eucaristía se sitúa en el centro de la vida cristiana, adquiriendo una singular importancia el sagrario que pasa a ocupar un lugar preeminente en los retablos de las iglesias.

En la arquitectura exterior de los tabernáculos, a uno y otro lado de la puerta, aparecen esculturas representando a san Pedro y san Pablo como Príncipes de la Iglesia, acompañados frecuentemente de otros santos, representaciones de las Virtudes Teologales o Cardinales, símbolos y alegorías eucarísticas. En el exterior de la portezuela los motivos suelen ser muy variados, siendo los más frecuentes la imagen de Cristo resucitado, el Cordero místico y el Pelícano Eucarístico. Se aúnan de este modo tradición y doctrina, todo ello para prestigio del Sacramento Eucarístico.

Consideración especial merece el interior de los sagrarios, destinados a contener las especies sacramentales, que en las postrimerías del siglo XVI comienzan a decorarse con primorosas pinturas, costumbre que se prolonga durante décadas del siglo siguiente. Obras de arte que, por el lugar que ocupan, estaban destinadas a permanecer permanentemente ocultas a la vista de los fieles y solo el sacerdote era quien podía deleitarse con su contemplación, al abrir o cerrar el sagrario para depositar el Sacramento.

Antonio Rubio López, en su libro “La Belleza Escondida”, descubre ahora para los lectores esas primorosas pinturas, que ha descubierto en el interior de 57 sagrarios de cincuenta y una parroquias de la Diócesis palentina, distribuidas en su mayor parte en las comarcas de Campos y de la Vega-Valdavia, aunque hay presencia mínima en la Montaña y en el Cerrato.

El libro, que ha sido editado por la Fundación Las Edades del Hombre, está prolongado por don Manuel Herrero, obispo de Palencia, don Gonzalo Jiménez, secretario general de la Fundación Las Edades del Hombre y por don José Luis Calvo, delegado diocesano de Patrimonio Cultural y Artístico.

Está estructurado en una introducción, cinco capítulos y un epílogo, además de los índices. Los capítulos son los titulados “La belleza en el arte religioso”, “El sagrario y el culto eucarístico”, “El rostro del sagrario. Lo que todos ven”, referido al motivo que ocupa el exterior de la portezuela, “Los artistas y sus fuentes”, donde se hace la comparación de algunas de las pinturas con las estampas o grabados en las que se inspiran creados por grandes grabadores italianos, alemanes o flamencos, y el capítulo principal, que en 277 páginas describe por orden alfabético los sagrarios con decoración interior. Son cientos de fotografías a todo color, y muchas de ellas a página completa, para que pueda el lector deleitarse con las bellezas escondidas en el interior de los tabernáculos.

La publicación es de gran formato (29,5 x 21 cm) y 370 páginas. La tirada inicial ha sido de 1.000 ejemplares que se ponen a la venta al precio de 25 euros en las librerías Mentor, Iglesias y Madres Nazarenas de la capital palentina.

23 de diciembre de 2016

Oficina de Comunicación de la Diócesis de Palencia

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email