Coronavirus Iglesia en España

La archidiócesis de Santiago se vuelca en solidaridad

La lista es larga, y así la han recogido en la propia web de la archidiócesis de Santiago de Compostela. Desde esta Iglesia local, las iniciativas solidarias para ayudar en la tarea de frenar la epidemia son numerosas y en diferentes frentes. Por un lado, la propia archidiócesis ha puesto a disposición de las autoridades varios edificios, como los seminarios mayor y menor. El primero para el uso que «se considere necesario». El segundo ya funciona como albergue para personas sin hogar. Por otro lado, Cáritas diocesana y Cáritas interparroquial de A Coruña están realizando una amplia labor asistencial, en comedores sociales como en la atención a familias.

También es numerosa la cantidad de parroquias que realizan acciones. Por ejemplo, Eduardo Amado, párroco de Carril, pasa gran parte de su tiempo en el templo a la vez que está de guardia en el Hospital del Salnés par atender a los enfermos. O José Carlos Mato, párroco de la Unidad Pastoral de Mugardos, que coordina el envio de materiales para oración y formación a través de WhatsApp a la vez que atiende a en torno a 40-50 personas con ayuda primaria.

Además, desde Cáritas parroquial se ha lanzado la iniciativa «Tu vecino de apoyo» y en algunas se ha puesto en marcha el servicio de escucha y acompañamiento psicológico y espiritual, como en Carballo. En essa misma parroquia un grupo de voluntarias está confeccionando mascarillas de protección.

La labor listada de las diferentes parroquias extremadamente larga. Marín, Ares, Barciela-Sigüeiro, Codeso, Boquixón… son algunos de los lugares donde la solidaridad del párroco y la comunidad eclesial están aliviando la situación de muchos afectados por COVID-19.

Especial trabajo tienen los capellanes, con «una importante misión ene l acompañamiento y consuelo a personas ingresadas y a los profesionales de la salud», explican desde la archidiócesis. Y también desde la Iglesia no diocesana se están llevando a cabo iniciativas solidarias, como desde los Misioneros Claretianos, que han cedido al Concello de Vilagarcía una zona residencial del convento de Los Padres «para dar alojamiento a familias que puedan encontrase en situación de riesgo derivadas de la crisis sanitaria». a

Print Friendly, PDF & Email