Revista Ecclesia » La archidiócesis de París abre proceso canónico a un párroco que no hizo cumplir las medidas sanitarias
La archidiócesis de París abre proceso canónico a un párroco que no hizo cumplir las medidas sanitarias
Iglesia de San Eugenio y Santa Cecilia en París.
Internacional Última hora

La archidiócesis de París abre proceso canónico a un párroco que no hizo cumplir las medidas sanitarias

El arzobispo de París, Michel Aupetit, anunció ayer miércoles, 7 de abril, la apertura de un proceso canónico (derecho eclesiástico) contra el párroco de Sainte-Eugène-Sainte-Cécile, por no haber hecho cumplir en su iglesia las disposiciones sanitarias vigentes para luchar contra la covid-19 en la celebración del Sábado Santo.

La diócesis explica en un comunicado que las instrucciones son claras y que les son recordadas periódicamente a todas las parroquias. «A la espera de la conclusión de este procedimiento canónico, se le pide que haga cumplir estrictamente las medidas sanitarias en esta iglesia y que transmita, durante el fin de semana, una comunicación del Arzobispo de París a la atención de los feligreses», dice la nota.

Según se ha informado, en la celebración del Sábado de Gloria la mayoría de los participantes no llevaban mascarillas, tampoco respetaban la distancia de seguridad exigida y recibieron la comunión en la boca. Todo ello pudo comprobarse en un vídeo difundido por el diario Le Parisien. Tras su visionado, la viceministra de Interior dijo que «estar en una iglesia no es una vacuna contra la epidemia». La archidiócesis, por su parte, se manifestó «estupefacta por el evidente desprecio de las normas esenciales».

Dimisión de otro vicario general

Por otra parte, y aunque no tenga nada que ver con estos hechos, el 30 de marzo presentaba la dimisión uno de los vicarios generales de la archidiócesis, monseñor Benoist de Sinety. El sacerdote, de 53 años y muy popular a nivel nacional tras el conmovedor funeral que ofició en 2017 por la estrella de rock Jonny Holiday, anunció ese día que en breve dejará su puesto y marchará a ejercer el ministerio sacerdotal en una parroquia de la ciudad norteña de Lille. La prensa gala ha señalado que la dimisión obedece a diferencias el arzobispo Aupetit, a quien se reprocharía su «estilo autoritario, su falta de escucha y su enfoque en tema de Bioética», según fuentes citadas por el diario Liberation. Hace cuatro meses otro vicario general, monseñor Alexis Leproux, de 49 años, también renunció después de dos años en el puesto.

Monseñor Benoist de Sinety / Archidiócesis de París.

 

Aupetit, un experto en Bioética que ejerció la medicina durante once años antes de ingresar en el seminario y hacerse sacerdote, ha desmentido que haya habido roces o discrepancias. «Muchos vicarios generales dimiten y piden volver a trabajar en el terreno», dijo el 5 de abril en los micrófonos de radio France Inter . «No creo que haya ningún problema. Si los hay, muéstremelo».

El actual arzobispo tomó posesión de la archidiócesis de París en 2017. Su hasta ahora vicario De Sinety se desempeñó en su día como secretario del cardenal Jean-Marie Lustiger, un obispo converso del judaísmo que pastoreó la capital entre los años 1981 y 2005.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa