Internacional

Justicia más cercana por el homicidio del misionero Fausto Tentorio en Filipinas

Justicia más cercana por el homicidio del misionero Fausto Tentorio en Filipinas

“Hay algunas señales positivas y algunos pasos claros hacia delante en el camino hacia la búsqueda de justicia por el homicidio del p. Fausto Tentorio. El nuevo grupo de investigación nominado por el gobierno del presidente Duterte ha dado los primeros frutos. Habíamos escrito una petición al presidente pidiendo que diese un empujón a las investigaciones. Ahora las investigaciones precisas, bien conducidas y en las que se ha escuchado a nuevos testigos en Arakan, han llevado a la denuncia de una docena de personas, incluidos los autores materiales del crimen y los mandantes. Entre los sospechosos, hay dos comandantes regulares del ejército y varios miembros de grupos paramilitares.

Estamos contentos por este intento de hacer justicia, en un caso que llevaba demasiado tiempo dormido, y que ahora se ha despertado”: así lo declara a la Agencia Fides el p. Peter Geremia, misionero del Instituto Pontificio para Misiones Extranjeras (Pime) en el sur de Filipinas, hermano de comunidad del Padre Fausto Tentorio, misionero de 59 años, que fue asesinado en la mañana del 17 de octubre de 2011 por dos asesinos fuera de la iglesia en la región de Arakan en Mindanao, donde el padre Tentorio había sido párroco desde 1979, especialmente trabajando con comunidades indígenas.

En la conversación con la Agencia Fides, el p. Peter elogia la obra del vice procurador de estado Peter Ong, nombrado por el Departamento de Justicia de Manila, como jefe del nuevo grupo de investigación, que se ha formado en Arakan para realizar nuevas investigaciones, y expresa su esperanza de “que el poceso llegue a su finalización, según los principios de la legalidad que pongan fin a la impunidad que perdura desde hace seis años”.

El misionero recuerda que “desde hace seis años, el 17 de cada mes, celebramos una Santa Misa para recordar al Padre Fausto”. El 17 de octubre de cada año, las celebraciones de oración y las manifestaciones pacíficas reúnen a miles de personas entorno a su tumba en Kidapawan”. El movimiento espontáneo, formado por muchos líderes indígenas, continúa pidiendo justicia y ha lanzado una nueva iniciativa: el “Peoples’ Peace Summit”, presentando al gobierno filipino un programa de paz para la región de Arakan, que todavía sufre los conflictos entre el ejercito, los grupos paramilitares y las guerrillas rebeldes del grupo comunista del New People’s Army.

Según la nueva información, el padre Tentorio al parecer fue asesinado precisamente porque era considerado un simpatizante de estos grupos rebeldes. El misionero trabajaba con empeño para promover la vida y los derechos de las comunidades indígenas, especialmente cuando se trataba de defenderlos de los intereses egoístas de las empresas que tenían la intención de explotar los recursos minerales locales, actuando en connivencia con los líderes militares y políticos. (PA) (Agencia Fides 16/11/2017)

Kidapawan (Agencia Fides)

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.