Iglesia en España Última hora

Julián Barrio abre la Puerta Santa y pide que desde Santiago «se fortalezca la esperanza»

“El Año Santo no es una huida espiritualista sino un compromiso para discernir cristianamente la realidad, en medio de la crisis antropológica, espiritual, cultural y sanitaria en la que se han visto radicalmente sacudidas las certezas fundamentales que conforman la vida de los seres humanos”. Son palabras del arzobispo de Santiago, Julián Barrio, esta tarde durante la Eucaristía celebrada tras la apertura de la Puerta Santa.

“La Iglesia contribuye a humanizar la familia humana y su historia”, ha proclamado en una ceremonia en la que han concelebrado el cardenal emérito de Madrid Antonio María Rouco Varela, el arzobispo de Pamplona, Oviedo y Tánger, los obispos gallegos, el de Astorga y el de León. En presencia de varios miembros del Gobierno de la Xunta, de Alberto Núñez Feijóo, delegado regio; del alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, y del delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, Julián Barrio ha pedido al Apóstol que “fortalezca la esperanza que ayuda a superar la preocupación angustiosa por el presente, y el escepticismo que dificulta el ejercicio de la caridad”. “He tenido el gozo de abrir la Puerta Santa, la de la misericordia, convencido de que al que llama se le abre”, ha manifestado proclamando que “hemos de afrontar estas circunstancias con la esperanza cristiana, que se abre a grandes ideales que hacen la vida más digna”.

“Es tiempo para rezar, amar, salir al encuentro de los demás con obras de misericordia”, ha subrayado, “revitalizando la fraternidad que permite reconocer, valorar y amar más allá de la cercanía física, procurando que las personas pobres y las más vulnerables tengan siempre la preferencia”.

Además, el arzobispo ha invitado a los peregrinos a emprender sus rutas a Compostela y ha leído también parte de su mensaje en francés, alemán, inglés, italiano y gallego. “Galicia ha de ser un hogar de los peregrinos”, ha dicho. “Que Santiago sea una ciudad de innumerables referencias para innumerables pueblos”, ha pedido también en sus últimas palabras, leídas en gallego. “Así lo espero de la ayuda del Señor Santiago, de San José y de la Virgen Peregrina. Bajo su amparo ponemos a todas las persoas y todos los acontecimientos de este Año Santo”.

La apertura de la Puerta Santa de la catedral de Santiago ha marcado el inicio oficial del Año Santo 2021, el primero en más de una década. Ha sido en un acto diferente al vivido hace 11 años, dadas las medidas de seguridad anticovid que han estado presentes en toda la ceremonia, empezando por la limitación de público tanto interior como exterior para garantizar la distancia de seguridad. También todas las autoridades, tanto civiles como eclesiásticas, han vestido la pertinente mascarilla, que quedará para siempre retratada al inicio de este Jubileo compostelano marcado por la pandemia de la covid-19.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME