Revista Ecclesia » Juan Carlos Elizalde aboga por la fraternidad ante las trincheras ideológicas
Iglesia en España Noticias Última hora

Juan Carlos Elizalde aboga por la fraternidad ante las trincheras ideológicas

En el día de ayer tuvo lugar la Misa Pontifical por el día de Nuestra Señora la Virgen Blanca. El obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, ha abogado por la fomentación de «fraternidad y confianza» ante una sociedad que se empeña en dividir a la ciudadanía en «trincheras ideológicas». Ha reprochado «la batalla encarnizada ideológicamente» que se da en la actualidad, así como «la violencia entre jóvenes, por orientación sexual o hacía la mujer».

La celebración fue presidida por el obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, y concelebrada por el vicario general, Carlos García Llata; el párroco de San Miguel, Juan Carlos Aguillo; y su vicario parroquial, Juan Manuel Ochoa de Aspuru.

Las primeras palabras del obispo de Vitoria han sido para apelar al optimismo. «De una crisis como es esta pueden salir buenas cosas y aparecer buenos hombres y mujeres, pues de un mal podemos sacar un bien, como nos recuerda San Ignacio de Loyola», ha afirmado.

Juan Carlos Elizalde ha subrayado que la Iglesia «es casa abierta para todos, sin excepción» y ha recordado que los cristianos son «parte del tejido social de Vitoria-Gasteiz y del mundo», y están en todos los sectores de la sociedad «de una forma callada y discreta». No obstante, ha indicado que no hay que «callar ante las injusticias y los atropellos del mundo».

Juan Carlos Elizalde aseguró que «la esperanza requiere también de valentía, algo que hoy parece diluirse al no querer abordarse los principales temas de los que se nutren los valores que enriquecen a la sociedad».

También ha dicho que «la valentía requiere de esfuerzo, y el esfuerzo también parece estar mal visto, como podemos ver con cada nueva ley educativa que lo penaliza», y ha puesto como ejemplo las olimpiadas de Tokio.

«Ahora que son los Juegos Olímpicos y vemos la dedicación, el sacrificio y los años de entrenamiento de los atletas, ¿sería justo dar una medalla de oro a todos los participantes?. En la educación, como en el deporte, no se trata de competir ‘per se’; se trata de premiar el esfuerzo, darle valor y recompensar la dedicación para hacernos mejores, apuntar alto en lo que nos especialicemos y poder orientarlo a la sociedad para el bien común».

Sociedad polarizada

Ha continuado disertando sobre este asunto afirmando que «el esfuerzo es contrario al conformismo y que la esperanza es transparente y se basa en la confianza», cosa que «en esta sociedad tan polarizada y donde se nos pretende colocar constantemente en trincheras, se antoja imposible».

Para el obispo de Vitoria, «las mentiras y las fake news, los reproches continuos, la batalla encarnizada ideológicamente, la aniquilación del contrario, la violencia entre jóvenes, por orientación sexual o hacia la mujer, hijos y ancianos, y los mensajes de intolerancia que nos llegan por muchos lados, son actitudes opuestas al estilo cristiano de vivir en sociedad y generan desconfianza».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa