Diócesis Iglesia en España Nacional

Joseba Segura, vicario general de Bilbao

Joseba Segura, vicario general de Bilbao; y, próximamente Bilbao volverá tener obispo auxiliar

En la Misa Crismal, de hoy Jueves Santo, el Obispo de Bilbao, Mons. Mario Iceta ha hecho pública la designación como nuevo vicario general de la Diócesis del presbítero diocesano Joseba Segura Etxezarraga, que sucederá en el cargo, a partir del próximo curso 2018-2019 a Ángel María Unzueta Zamalloa. Por otra parte, el obispo ha anunciado que el papa ha decidido conceder nuevamente un obispo auxiliar a Bilbao.

El obispo ha dado a conocer las dos informaciones `relevantes´ al finalizar la homilía de la Misa Crismal. En primer lugar, ha agradecido a Ángel Mari Unzueta el trabajo de estos años como vicario por la “tarea realizada a favor de la comunión de las diversas sensibilidades de la diócesis” y por su “impulso decidido en la elaboración y puesta en práctica de los planes de evangelización”.

Posteriormente, Monseñor Iceta ha anunciado que, tras la consulta realizada en la diócesis y “la oportuna oración y reflexión” le ha parecido oportuno nombrar como nuevo vicario general a Joseba Segura Etxezarraga por “su experiencia pastoral tanto aquí como en tierra de misión, su bondad, sencillez, don de gentes, su excelente preparación, capacidad de gestionar asuntos, dificultades y su capacidad para el gobierno”.

La segunda información que ha anunciado ha sido la relativa a la oportunidad de volver a contar en la Diócesis de Bilbao con un obispo auxiliar “con el fin de impulsar la tarea evangelizadora“. Una cuestión que comunicó personalmente el pontífice al obispo el pasado uno de febrero cuando celebró con él la Eucaristía en Santa Marta. “Agradezco profundamente al Papa este gesto con nuestra Iglesia diocesana, así como las palabras de afecto y aliento que me dirigió en el breve encuentro personal tras la celebración de la Misa, donde pude percibir el conocimiento pormenorizado que tiene de nuestra Iglesia local y su gran estima por nosotros”, ha señalado.

Perfil del nuevo Vicario General

Joseba Segura (Bilbao, 1958), quien junto a Félix Alonso realizará las funciones de Vicario General es actualmente, párroco en la Unidad Pastoral de Otxarkoaga-Txurdinaga, tras una estancia de 12 años en Ecuador. Joseba fue ordenado presbítero en la localidad de Gallarta, en 1985 y su tarea pastoral ha transcurrido entre Barakaldo y el barrio de San Ignacio, lugar desde donde partió a Misiones a Ecuador, en 2006. Además, Segura en el periodo de 1992 a 1996 se trasladó a Boston a completar sus estudios. Fue delegado diocesano de Pastoral Social (1996-2006); miembro del Consejo Pastoral Diocesano (1996-2006) y Delegado Episcopal de Cáritas diocesana (1998-2006)

El pasado verano regresó a Bilbao. Participó como ponente en los talleres de comienzo de curso Goazen! y en diferentes eventos durante el curso, también ha impartido algunas charlas cuaresmales. A su regreso, Segura reconocía que vuelve a Bilbao contento “he tenido -dice- la oportunidad de vivir en Latinoamérica unos años muy interesantes, llenos de cambios y desafíos que, más allá de coyunturas de sube y baja, han resultado en considerables avances en la madurez política de estos pueblos y en significativas mejoras en opciones que, mejor o peor, buscan defender los intereses de los que hasta ahora quedaban siempre olvidados. Ahora toca volver a la vieja Europa, a ver qué se puede hacer por ahí”.

Funciones del Vicario General

  1. Ayuda directa y continuamente al Obispo en sus cometidos de reflexión, discernimiento y decisión de la globalidad de la Diócesis.

  2. Cumple encomiendas habituales y eventuales del Obispo.

  3. Es responsable de que la pastoral funcional se injerte en la pastoral territorial.

  4. Anima y coordina los servicios de la Curia y actúa como “moderador de la Curia” . También los Organismos autónomos son seguidos y coordinados por el Vicario General.

  5. Ayuda directamente a los Vicarios Territoriales, sobre todo en la promoción de las Líneas Pastorales Diocesanas, en la promoción de pastorales específicas y en aquellas tareas a las que no llega el Vicario Territorial, sin que por ello se convierta en “instancia intermedia” entre los Obispos y los Vicarios Territoriales.
  6. Para ello, en virtud de su oficio, tiene en toda la Diócesis la potestad ejecutiva que al Obispo Diocesano corresponde por derecho para realizar cualquier tipo de actos administrativos, a excepción de aquellos que: a) el Obispo se hubiera reservado; b) requieran, según derecho, mandato especial del Obispo.

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email