Nacional

José María Gil-Tamayo, Secretario General de la CEE afirma que la iglesia no es un contrincante político

jose-maria-gil-tamayo

José María Gil-Tamayo ha explicado en “La Mañana” de COPE que su vida es ahora “una vorágine” y que ha sido muy bien recibido por los medios de comunicación aunque sabe que tendrá que aguanatar y aceptar la crítica porque “forma parte de mi sueldo”.

No obstante, lo que ha pedido el nuevo secretario general de la CEE es que se trate a la Iglesia desde la realidad y no desde la ficción, desde el racionamiento y no desde el prejuicio, y desde la mano abierta y no desde la trinchera. Los medios tienen derecho a mantener sus líneas editoriales pero convertir a la Iglesia en un contrincante político o querer reducirla a páginas de sucesos es equivocarse de información y de época”.

Gil-Tamayo ha destacado que “la Iglesia no tiene vocación de estar encerrada, tiene el compromiso de vivir con coherencia sus compromisos cristianos. La Iglesia tiene vocación de calle y de influir en la vida social y pública. La Iglesia no es un partido político: da orientaciones morales pero no va a entrar en cuestiones técnicas.

Evangelizar no significa adoctrinar, significa con respeto a las propias conciencias de los demás no renunciar a sus propias convicciones“. Al secretario y portavoz de la CEE le preocupa la percepción que tiene la gente de la Iglesia “muy distinta a la que reflejan los medios” que no es la Iglesia real”. Esa distorsión “puede ser culpa nuestra pero por otra parte viene de posicionamientos religiosos. Cuando hay una acción benéfica se le atribuye a organizaciones de la Iglesia pero sin nombrar su vinculación”.

El portavoz de la Conferencia Episcopal ha afirmado que hay que dejar al lado los posicionamientos ideológicos. “Hay que dejar a la Iglesia estar porque si no hay un clericalismo laico. En nuestro país cada vez se va más a una concepción de la vida pública como de sociedad civil”.

Ha afirmado que la relación actual con el Gobierno “es fluida y debe ser desde la libertad y la independencia con la colaboración”. Nuestra Constitución no es laica, contempla el hecho religioso de forma positiva.

José María Gil Tamayo ha recordado lo que aporta la Iglesia en España “al mundo de la educación, de la asistencia a los más necesitados, de la marginación”, además ha insistido en que la Iglesia “no es un contrincante político” y ha añadido que “a la Iglesia no se le puede exigir que se calle o que no ilumine a la sociedad con sus convicciones”.

Ha destacado el estilo cercano, nada artificial del Papa Francisco. “Es la pura naturalidad, se muestra como es incluso esquivando la seguridad o el protocolo. Ante todo quiere dar una lección de no tener miedo a la ternura y mostrar el rostro misericordioso de Dios. No hay nada de estrategia y sí de autenticidad”.

Para romper el anticlericalismo, Gil Tamayo ha propuesto hacer “una jornada de puertas abiertas” para dar a conocer la Iglesia real. Hay un secularismo y esto ha afectado a Occidente y a la familia pero también nosotros tenemos que ser más activos en ese ejemplo vocacional”.

Sobre Cataluña, Gil Tamayo ha apostado por preservar el bien común, hay que conjugar y armonizar desde el ámbito constitucional la unidad de España con la pluralidad de regiones. Hay que conciliarlo sin hacer absolutismos”. En cuanto a la doctrina Parot ha recordado que siempre “hay que estar con las víctimas”.

En cuanto a la inmigración el secretario general de la CEE ha denunciado que “el verdadero enemigo no son los inmigrantes sino las mafias que los controlan. La acción policial y disuasoria debería ir dirigida contra las mafias. Es una nueva forma de esclavitud que denunció el Papa, en su viaje a la isla de Lampedusa.

NOTA DE LA CADENA COPE

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
José María Gil-Tamayo, Secretario General de la CEE afirma que la iglesia no es un contrincante político, 2.7 out of 10 based on 3 ratings
Print Friendly, PDF & Email