José María Alvira
Iglesia en España Última hora

José María Alvira: «Valoramos positivamente que la enseñanza sea presencial»

El secretario general de Escuelas Católicas, José María Alvira, ha valorado positivamente que en la vuelta al curso escolar «la enseñanza sea presencial en la medida de lo posible», en declaraciones a ECCLESIA. Justo en estos días, muchas comunidades autónomas están dando a conocer sus planes y protocolos de para la vuelta a las aulas. Hoy, por ejemplo, la Comunidad de Madrid. Alvira remarca que los planes los alumnos «llevan seis meses fuera y eso nos parece mucho tiempo». Por supuesto, el secretario general de Escuelas Católicas condiciona todo a «si las condiciones sanitarias lo permiten».

Por eso, expresa que no comparte algunas de las críticas sobre la tardanza en tomar estas decisiones. «Cuanto más próximo estamos al principio de curso hay más conciencia de cuál es la realidad sanitaria, aunque es verdad que sea más difícil tomar algunas medidas prácticas. En estos momentos no me parece que se tarde», ha puntualizado. «No me parece mal que se espere hasta finales de verano para poder tomar una decisión más fija», ha añadido.

Ante la reunión de este jueves entre ministerios de Sanidad y Educación y comunidades autónomas, Alvira ha comentado que, desde Escuelas Católicas, esperan que « haya coordinación entre las comunidades autónomas, y en la mediada de lo posible que sepan aprovechar las buenas prácticas de las otras». Espera que «las autonomías estén abiertas a tomar medidas que funcionen en otros sitios y no pretendan marcar políticas solo para diferenciarse».

Dudas sobre las ratios

Uno de los aspectos que expresa más dudas Alvira es sobre la bajada de las ratios, para lo que será necesario un aumento en la contratación de profesores, medida que varias autonomías han anunciado. Hoy, por ejemplo, Madrid ha anunciado que serán en torno a 11.000. «¿De dónde se obtiene el dinero? ¿Qué tipo de contrataciones se van a realizar? ¿Cómo se rehacen los grupos de alumnos?», se pregunta Alvira, apuntando a que «hay una serie de cuestiones prácticas sin resolver».

En este sentido, Alvira ha destacado que la creación de los «grupos burbuja», si se lleva a la práctica correctamente, puede ser una medida suficiente. «En algunos casos prácticos, es difícil la aplicación práctica de la reducción de las ratios. ¿Cómo pasar de 25 a 20 alumnos?», se pregunta.

Otra medida hacia la que apuntan los planes como el presentado en Madrid es la de fomentar la jornada continua. «En condiciones normales somos decididos defensores de la jornada partida, hay artículos en revistas médicas que defienden la misma postura. Además, creemos que facilita la conciliación de los padres. Sin embargo, sin con esta medida se pretende reducir el tiempo de permanencia en el centro, podría tener alguna ventaja desde el punto de vista sanitario», ha valorado Alvira.

Una de las medidas que en opinión de Alvira tiene aspectos positivos es la de escalonar el principio de las clases a lo largo del mes de septiembre. «Así cada colegio puede habituarse a las formas de comportarse de los alumnos. Sobre todo en nuestros colegios, que son integrados, da tiempo a ver cómo evoluciona la situación sanitaria», ha explicado.

«Hay que ser comprensivo con la preocupación de los padres»

Una de las polémicas que genera la vuelta a las aulas es la de muchos padres que manifiestan sus miedos a la hora de llevar a sus hijos a clase. En este sentido, el secretario general de Escuelas Católicas ha pedido comprensión. «En una situación normal, los padres no pueden decidir no enviar a sus hijos al colegio. Pero hay que entender que esta excepcional y ser comprensivo, no excesivamente duro, con los padres que tomen esta actitud», ha valorado.

Sin embargo, ha subrayado que los padres «deberían enviar a sus hijos al colegio salvo que tengan unas condiciones sanitarias específicas». Ha recordado que «el riesgo cero nunca existe, y de lo que se trata es de reducirlo».

Print Friendly, PDF & Email