trata-de-personas
Iglesia en España Internacional

Jornada Una luz contra la Trata de personas

Jornada Una luz contra la Trata de personas

Una de las preocupaciones del Papa Francisco durante su Pontificado es el problema de la trata de personas. Una terrible realidad que afecta a miles de personas en todo el mundo y que ha motivado que el 8 de febrero tenga lugar la Primera Jornada Internacional de oración y reflexión contra la trata de personas sobre el tema “Enciende una luz contra la trata”.

Se ha publicado una página web para unirse a esta iniciativa: http://a-light-against-human-trafficking.info/?lang=es

El evento está promovido por las Uniones internacionales femeninas y masculinas de superiores y superioras generales, y patrocinada por la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de vida Apostólica de la Santa Sede.

Colaboran también el Pontificio Consejo de la Pastoral para los Migrantes e Itinerantes y el Pontificio Consejo de la justicia y la Paz.

La Sala de Prensa de la Santa Sede albergó el martes por la mañana en Roma la presentación de la Jornada. Intervinieron el Cardenal João Braz de Aviz, Prefecto de la congregación para los Institutos de Vida Consagrada; el Cardenal Antonio Maria Vegliò, Presidente del Pontificio Consejo de la Pastoral para los Migrantes y los Itinerantes y el Cardenal Peter Turkso, de Justicia y Paz.

El Cardenal Turkson recordó que “millones de personas, niños, mujeres y hombres de todas las edades, se ven privados de libertad y obligados a vivir en condiciones similares a la esclavitud”.

“Para aquellos que claman, generalmente en silencio por la liberación, santa Josefina Bakhita (religiosa sudanesa que fue proclamada santa en el año 2000), es un testigo ejemplar de la esperanza. Todos, tanto las víctimas como sus defensores, deberíamos inspirarnos en su vida y confiar nuestros esfuerzos a su intercesión”.

“El Santo Padre -continuó-, nos invita a todos a reconocer que estamos frente a un fenómeno global que excede la competencia de cualquier comunidad o país, y que para eliminarlo, necesitamos una movilización comparable en tamaño a la del propio fenómeno”.

En concreto, sobre este día afirmó que se trata de una movilización de la conciencia y de la oración a escala global. “Nuestra conciencia debe ampliarse y extenderse a lo más profundo de este mal y hasta sus alcances más lejanos. De la conciencia a la oración, de la oración a la solidaridad, y de la solidaridad a la acción concertada, hasta que la esclavitud y la trata desaparezcan”.

En la presentación intervino también Gabriella Bottani,SMC, Coordinadora de Talithakum, una Red Internacional de la Vida Consagrada contra la Trata de Personas que fue constituida en septiembre de 2009. Indicó que desde hace tiempo se trabaja contra este flagelo y por tanto la jornada “es una etapa importante en nuestro camino, para renovar fuerzas y continuar juntos en nuestro compromiso al servicio del Reino de Dios, anunciadores de Jesucristo”.

Sobre la razón de celebrar esta Jornada dijo que “el 8 de febrero es la fiesta de Santa Bakhita y tiene como objetivo invitar a todos a orar y reflexionar contra la trata”. Bottani recordó que Santa Bakhita “en su recorrido de vida pasó de la esclavitud a la libertad” por lo que “tenemos a una mujer consagrada como amiga en este camino, y esto nos recuerda la importancia de estar y hacer en Dios, también en lo que respecta a la trata de personas”.

En concreto, la Jornada reflexionará sobre la manera de “iluminar la oscuridad causada por cualquier cosa que ejerce la explotación en la vida para lucrarse”. Por otro lado, se analizará cómo “transformar la mente y el corazón, rompiendo la corteza de superficialidad e indiferencia que nos impide reconocer a la otra persona como hermano y hermana”.

El evento tratará también de lograr una acción colectiva y reconocer y remover las causas que sostienen la trata de personas en sus modalidades, según informó Bottani. Los organizadores invitaron a las diócesis, parroquias, asociaciones y familias a reflexionar y rezar.

También se celebrarán vigilias de oración en diferentes países que culminarán con la participación en la oración del Ángelus en la Plaza de San Pedro el 8 de febrero.

Asimismo, los responsables del evento invitan a todos los fieles a rezar la siguiente oración:

“Cuando escuchamos hablar de niños, niñas, hombres y mujeres engañados y llevados a lugares desconocidos para explotación sexual, trabajo forzado y venta de órganos, nuestro corazón siente indignación y nuestro espíritu sufre, porque su dignidad y sus derechos son violados con amenazas, engaños y violencia. Dios, ayúdanos a contrarrestar con nuestra vida toda forma de esclavitud. Te pedimos junto a Santa Bakhita para que la trata de personas termine. Danos la sabiduría y la fuerza para estar cerca de todos los que han sido heridos en el cuerpo, en el corazón y en el espíritu, para que juntos podamos realizar tu promesa de vida y de amor tierno e infinito por estos nuestros hermanos y hermanas explotados. Toca el corazón de quien es responsable de este grave crimeny apoya nuestro compromiso por la libertad, tu regalo para todos tus hijos e hijas. Amen”.

La CIVCSVA ha invitado a los religiosos y religiosas a unirse a esta jornada de una manera especial. Para ello ha enviado una carta que publicamos a continuación:

Queridos Presidentes, queridos Pastores:

Como bien sabéis el proximo 8 de febrero se celebrará la primera Jornada internacional de oración y reflexión contra la trata de personas. La fecha elegida de la fiesta de Santa Josefina Bakhita, una esclava sudanesa, que una vez libera da se hizo religiosa canosiana, quiere subrayar el mandato profético de los consagrados enviados a \”dar la libertad a los oprimidos.\”

La Jornada se incorpora significativamente al Año dedicado a la Vida Consagrada, dentro de uno de los itinerarios que llevan a los consagrados a confrontarse con las problemáticas más urgentes de nuestro tiempo, en particular en el itinerario denominado Iglesia en salida, que prevé caminos de significatividad evangélica de interrelación entre los Institutos apostólicos, Sociedad de vida apostólica, Vida monástica, Institutos seculares, Orda Virginum y Nuevos institutos.

El triste fenómeno de la trata, como escribe el Papa Francisco en su mensaje para la 48 Jornada Mundial de la Paz \”No esclavos sino hermanos\”, no se refiere sólo a las mujeres destinadas a la prostitución, sino también al tráfico de niños, al tráfico de personas destinadas al trabajo forzado o a la mendicidad, al tráfico de órganos: fenómenos que a menudo engendran la así definida esclavitud del siglo XXI. Este fenómeno no afecta sólo a algunas áreas del mundo, es un fenómeno global que implica a los Países de procedencia de las personas víctimas de trata, a los de tránsito y a los de llegada de tantos niños, mujeres y hombres.

La extensión y la complejidad del fenómeno hace que el testimonio profético de los consagrado en la lucha por la dignidad y los derechos de estas personas se pueda expresar mediante diversas actividades que pueden ser desarrolladas por todo los consagrados, sean hombres o mujeres, actividades que ciertamente harán bien en primer lugar a quienes, en su vida de entrega total al Dios, optan por ponerse al servicio de estos hermanos y hermanas sufrientes. Según su carisma y su forma de vida cada uno podrá empeñarse en las unidades de calle, en los centros de escucha, en las comunidades de acogida, en la preparación profesional, en la asistencia legaI, en la colaboración con las embajadas, en la labor de sensibilización y educación, en la oración y en aquellas otras formas que la fantasia de la caridad sugiera.

A través de las Conferencias os pedimos a todos vosotros, religiosos, miembros de sociedades de vida apostólica, miembros de institutos seculares y de nuevos institutos, miembros del ordo virginum y de la vida monástica, que tratéis de organizaros para programar juntos este itinerario. No dudamos que cada uno en su Nación podrá participar -y donde todavía no exista construir- una red de sensibilización y acción que abarque a la familia humana, los gobiernos, la sociedad, la iglesia, la escuela, los medios de comunicación, los Institutos de vida consagrada y a las demás instituciones eclesiales y educativas a fin de promover verdaderamente un cambio de mentalidad a nivel social y cultural y hacer que la dignidad de la persona sea cada vez más tutelada.

Es hermoso ver además que esta red implique a las Conferencias Episcopales, que a su vez sensibilizarán también a las parroquias y a las asociaciones eclesiales, de forma que el trabajo profético de los consagrados se convierta en corresponsabilidad en una misión universal compartida por esa porción de pueblo de Dios presente en el País.

Con estos deseos, imparto de corazón mi bendición a todos lo que se unirán a esta iniciativa.

Vaticano, 12 de enero de 2015

José Rodriguez Carballo, O.F.M.

Arzobispo Secretario CIVCSVA

Madrid, 5 de febrero de 2015 (IVICON).-

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.