Iglesia en España Nacional

Jornada “Refugiados. Nuevos retos, nuevas políticas” en Comillas

Expertos en migraciones denuncian en la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE la pasividad de las políticas europeas sobre refugiados

· Los participantes en la jornada “Refugiados. Nuevos retos, nuevas políticas” instan a conciliar el control migratorio con los derechos y libertades individuales

· Denuncian el comportamiento “bochornoso” y “rácano” de los estados miembros, así como el incumplimiento de los acuerdos alcanzados el pasado año

En 2015 se han producido 1,3 millones de solicitudes de asilo en Europa, más del doble respecto al pasado año. A Ceuta y Melilla llegaron 6.000 personas que se han declarado sirios.

Los refugiados siguen llegando a las puertas de Europa y continúan copando la agenda política europea sin que se llegue a soluciones concretas. Esta pasividad ha sido el punto principal de denuncia de los expertos reunidos en la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE durante la jornada “Refugiados. Nuevos retos, nuevas políticas”, que congregó a especialistas de Frontex, de ACNUR y del Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones (IUEM) de la universidad. Todos coincidieron en denunciar que hay estados que no cumplen los compromisos adquiridos y en la necesidad de que la opinión pública lo sepa.

La conclusión de la jornada –que ha sido organizada por el Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones (IUEM) de la universidad y por el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM)– ha sido la necesidad de establecer estrategias para diseñar un sistema de gestión de las fronteras que concilie control migratorio con el respeto a los derechos y libertades individuales y las obligaciones de protección, a pesar de que las cifras son elevadas y ponen a prueba nuestros valores constitucionales, compromisos de protección y nuestra capacidad de gestión.

Cristina Gortázar, Directora de la Cátedra Jean Monnet de Derecho de Inmigración y Asilo e investigadora del IUEM, subrayó la especial importancia de Turquía en este momento y la necesidad de que cambie su legislación para que consideren a los refugiados como tales, ya que sus leyes los definen como “personas en protección temporal”. Gortázar afirmó que “la UE debería extender visados humanitarios y establecer cuotas obligatorias de reasentamiento”.

Gortázar también denunció que solo se hayan reubicado a 331 de los 160.000 refugiados previstos, y definió como “bochornosa” la falta de medios materiales en los hot spots, o puntos de llegada de los solicitantes de refugio. “Las aportaciones de España no son especialmente “sobresalientes”: ha aportado 5.940 mantas a Serbia (pero a Serbia le siguen faltando 52.000); 6.000 guantes desechables a Eslovenia (pero le faltan 168.000); a Croacia 3.000 mantas desechables y 6.000 guantes desechables (pero le faltan 100.000), además de 5.000 mantas polares; 100 camillas y 20 sacos de dormir”, reveló, haciéndose eco de los datos que semanalmente publica la Comisión Europea.

Una ciudadanía comprometida

Cristina Manzanedo, del SJM, ha dicho que nuestra capacidad de gestión está siendo limitada y que se nota “falta de voluntad política”. Según los datos expuestos durante la jornada, de los 17 países que han ofrecido plazas para realojar a los refugiados (unas 4.000 en total), España apenas tiene 50. Además, definió la actual situación como “el mayor reto europeo del siglo XXI” e insistió en la necesidad de proteger a las personas en tránsito en la frontera sur y en acoger e integrar a refugiados en España. “Qué mejor ocasión que ésta para mejorar la calidad del sistema, favorecer la integración y hacer visible a una ciudadanía comprometida y activa que pida al Gobierno y a las instituciones que se atengan a sus valores y compromisos”, recalcó.

Unos compromisos que la ciudadanía sí ha querido cumplir. En palabras de Pablo Gómez Tavira, Director General de Servicios Sociales e Integración Social de la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, “la gente nos llamaba queriendo ayudar, pero la solidaridad se ha frustrado por la racanería de los estados”. Los ponentes coincidieron en el fracaso de las políticas europeas, que se basan en medidas cortoplacistas que se limitan al cierre de fronteras y producen más dinero para mafias, y más sufrimiento para personas que intentan llegar a Europa.

En este sentido, Gil se refirió a las mafias que trafican con personas, “que son especialmente violentas en los últimos tiempos”. Según las cifras de Frontex, se han presentado 1,3 millones de solicitudes de asilo en Europa en 2015, más del doble respecto al año pasado. Alemania recibe, más o menos, la mitad de solicitudes de toda la UE, pero, según su población, Suecia acoge tres veces más que Alemania y 69 veces más que España. Aun así, al ritmo de actual “se tardarían 333 años para reubicar a todos los refugiados”, a consecuencia de la burocracia europea y de la falta de voluntad de los estados miembros.

La jornada también contó con la participación del Rector de Comillas ICAI-ICADE, Julio L. Martínez, quien impartió la ponencia “La crisis de los refugiados desde la ética y la espiritualidad”. “La universidad está comprometida con la búsqueda de iniciativas que nos hagan pasar de la desconfianza y el miedo al extranjero, al respeto. La iglesia trabaja con creyentes y no creyentes para que el inmigrante pase de extranjero a vecino”, dijo. Además, Martínez abogó por un modelo de integración mediterráneo basado en la laicidad positiva. “La laicidad positiva promueve la separación y neutralidad de los estados y las entidades religiosas pero, a su vez, la colaboración entre ambos”.

Por su parte, José Luis Pinilla, SJ, Director de la Comisión Episcopal de Migraciones de la Conferencia Episcopal Española, instó a “mirar a los países de origen y su realidad” y a que “la cooperación al desarrollo aumente, como mínimo, a los niveles de 2008”.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email