Portada » Iglesia en España » Diócesis » Carta del Obispo » Jornada pro templos en la diócesis de Almería, carta del obispo, Adolfo González Montes
Carta del Obispo Iglesia en España

Jornada pro templos en la diócesis de Almería, carta del obispo, Adolfo González Montes

adolfo-gonzalez-montes

Jornada pro templos en la diócesis de Almería, carta del obispo, Adolfo González Montes

La Iglesia diocesana celebra la «Jornada Pro templos», conscientes de que la iglesia parroquial es el mejor marco de articulación de una comunidad cristiana.

No sólo porque la parroquia es capaz de resistir los embates  que afectan a la vida cristiana y su cuerpo social, sino porque en ella encuentra su propia figura sacramental la misma comunidad cristiana. Por eso, la iglesia parroquial es en su misma estructura material señal visible de lo que es la comunidad cristiana: casa y edificación de Dios construida, como dice san Pedro, con las piedras vivas que somos cada uno de los bautizados (c. 1 Pe 2,5).

La iglesia parroquial es el ámbito propio de la iniciación cristiana y en ella se afinca la pila bautismal, en la que somos cristianados. Este hecho marca de tal manera nuestra vida de las personas que la iglesia parroquial en la fuimos bautizados se convierte en una referencia de la propia biografía tanto para quienes siguen residiendo en la parroquia como para cuantos se han incorporado a otra comunidad parroquial, por traslado o emigración por razones laborales, matrimonio o circunstancias que tejen el destino de las personas. En la iglesia parroquial acogemos la Palabra de Dios proclamada en la sagrada liturgia, celebramos los sacramentos, sobre todo la Eucaristía. La iglesia parroquial es testigo de la piedad de los fieles y particularmente de la constante y silenciosa adoración de la presencia eucarística del Señor en el sagrario. En la iglesia parroquial se reza por los fallecidos y se celebran sus exequias.

Hemos construido y restaurado un buen número de iglesias parroquiales, pero lo hecho es insuficiente. Sigue habiendo un gran desajuste entre las iglesias históricas del interior de la provincia y las antiguas pequeñas iglesias costeras; e incluso las iglesias construidas en la época de colonización resultan insuficientes en capacidad y número. Hay poblaciones en la diócesis que necesitan una nueva iglesia, que dé cabida a la comunidad y esté acompañada de un complejo parroquial que permita contar con un despacho parroquial en condiciones, un archivo parroquial, un conjunto de aulas y salones para catequesis, y para las reuniones apostólicas y pastorales.

Algunas comunidades que se han visto obligadas a servirse de locales provisionales como bajos de bloques de viviendas y otros destinados en principio al uso comercial, no pueden desarrollar las funciones litúrgicas y administrativas propias de una comunidad parroquial. Este año hemos inaugurado la iglesia de la gran barriada del Puche, en la capital, después de años de proyecto y de mucha ilusión. Un servicio religioso a una barriada necesitada que es ya gozosa realidad para su comunidad parroquial, aunque falta todavía el complejo parroquial.

En la capital y en otros lugares de la provincia sigue habiendo parroquias en los bajos y con cabida mermada muy insuficiente para sus comunidades parroquiales. Algunas iglesias son meros salones de reunión insuficientes y faltos de funcionalidad para la celebración de la liturgia y de los diversos actos de piedad.

Entre todos tenemos que afrontar la construcción de nuevos templos y complejos parroquiales, con voluntad de financiar por nosotros mismos la vida de la Iglesia diocesana. Os ruego, por eso, queridos diocesanos, que seáis generosos, para que este «Jornada pro templos» nos ayude a seguir adelante dotándonos de lugares aptos para desarrollar la vida de fe de las comunidades parroquiales.

Con todo efecto y bendición.

Almería, a 9 de agosto de 2015

+ Adolfo González Montes

Obispo de Almería

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email