Carta del Obispo Iglesia en España

Jornada por la Caridad del Papa, por el arzobispo de Santiago, Julián Barrio Barrio

obispos-gallegos

Jornada por la Caridad del Papa, por el arzobispo de Santiago, Julián Barrio Barrio

Jornada por la Caridad del Papa, es el título de la carta en el Día del Papa del Arzobispo de Santiago de Compostela, Julián Barrio Barrio

Queridos diocesanos: Con motivo de la solemnidad de los apóstoles san Pedro y san Pablo, celebramos la Jornada por la Caridad del Papa. Quiero recordaros que como hijos de la Iglesia hemos de apoyar al Papa en el ejercicio de su ministerio con nuestra oración a la vez que con nuestra colaboración económica. En estos cien días de su Pontificado el papa Francisco no deja de mostrar sus preferencias y su preocupación por los pobres y por los que sienten necesitados de esa cercanía humana y espiritual. El Papa sale a nuestro encuentro con un mensaje de esperanza y amor para creyentes y no creyentes, ofreciéndonos una esperanza fiable.

En todas las parroquias, en las misas del domingo más cercano, se hará la colecta del Óbolo de San Pedro que el Papa dedica a obras de caridad. A este fondo llegan también las aportaciones procedentes de los institutos de Vida Consagrada y de las sociedades de Vida Apostólica, así como de los donativos de fieles particulares. Entre las muchas obras apoyadas por la caridad del Papa en este tiempo podemos recordar, entre otras, las ayudas a las víctimas de guerras y catástrofes naturales, a refugiados y a emigrantes, a las estructuras de algunas comunidades católicas y a los centros sanitarios en países pobres. Este es el destino de la aportación que hacemos al contribuir al Óbolo de San Pedro. Es la ayuda a la persona necesitada.

Os pido a cada uno según vuestras posibilidades una colaboración económica que la Diócesis le enviará al Papa, y que a través de él llegará a muchas personas de las periferias, como a él le gusta decir, reflejándose esa proyección universal que tiene toda acción de la Iglesia. Seamos generosos, a pesar de las dificultades económicas en que estamos, poniéndonos al servicio de Cristo que, siendo rico, se hizo pobre, a fin de enriquecernos a nosotros (cf. Flp 2,6-8).

Os saluda con afecto y bendice en el Señor,

+ Julián Barrio Barrio,

Arzobispo de Santiago de Compostela.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.