Especiales Ecclesia

JMJ 2016 Cracovia: encuentro del Papa Francisco con los obispos de Polonia

“¡Bendito es el que viene en el nombre del Señor!”: el arzobispo de Cracovia saluda al Papa durante el encuentro con los obispos

 (RV).- Ultima actividad del Papa en este primer día de visita a Cracovia, en ocasión de la celebración de la XXXI Jornada Mundial de la Juventud 2016, fue el encuentro del Santo Padre Francisco con los obispos de esta nación en la Catedral de los Santos Estanislao y Wenceslao, en Wawel. En este lugar, tuvo lugar la oración silenciosa del Pontífice ante la tumba de San Estanislao, donde también se encuentran las reliquias de San Juan Pablo II. Allí, el Papa rezó ante el Santísimo Sacramento, en la capilla que se encuentra detrás del Altar.

¡Bendito es el que viene en el nombre del Señor! Con estas palabras el cardenal arzobispo de Cracovia, Stanis?aw Dziwisz dio la bienvenida al Santo Padre a Cracovia, en la Catedral de Wawel. Tras recordar que dentro de este templo “late el corazón de la nación polaca”, el arzobispo dirigió un pensamiento especial no sólo al obispo de Cracovia, san Estanislao, que allí reposa, sino que también recordó las tantas veces que en este lugar “celebró la Eucaristía el metropolita de Cracovia, Karol Wojty?a, “que de aquí partió para transformarse en el Obispo de la Ciudad Eterna”.

Resumen del encuentro del Papa con los obispos (27-7-2016). Fuente Aciprensa

Uno de los primeros eventos del Papa Francisco a su llegada a Cracovia fue en la catedral de la ciudad con unos 130 obispos de Polonia. Fue un encuentro privado, a puerta cerrada, por lo que no se pudo escuchar lo que les dijo.

En rueda de prensa con los medios de comunicación, el Presidente de la  Conferencia Episcopal Polaca, Mons. Stanislaw Gadecki, y el Primado de Polonia, Mons. Wojciech Polak, dieron algunos detalles sobre la reunión.

“El Papa expresó su voluntad de mantener un diálogo con nosotros” por lo que “los obispos preguntaban y él intentaba responder”, afirmó Mons. Stanislaw Gadeck.

El Prelado informó también de los temas que se abordaron durante la hora que duró la reunión: secularización, misericordia, refugiados y la relación entre los nuevos movimientos y las parroquias.

Sobre el primer asunto, señaló que “se habló de la la secularización sobre todo en Europa occidental y la respuesta ante ella que tiene q dar Polonia”. Respecto a la misericordia, se le preguntó sobre “cómo practicar misericordia en el tiempo en que vivimos”.

El Presidente del Episcopado polaco también contó que otro de los temas fue la “vida en las parroquias” y su relación entre los nuevos movimientos, “si se contraponen o no”.

Uno de los temas más actuales sobre el que se preguntó también a Francisco fue el de los refugiados, “de qué manera viéndolo también a través del Evangelio debemos recibirlos”.

En resumen, fue un “encuentro muy amigable, caluroso, que tuvo lugar en un buen ambiente. Nos hablaba como si fuésemos sus hijos y puso ejemplos de su propia vida en Buenos Aires o de su pontificado”

“A cada problema que le planteamos nos respondió de manera eficaz, pero no fue un discurso rebuscado, sino de un padre con sus hijos”, dijo para recordar que es falso que el Papa esté en Cracovia para discutir o regañar a los obispos como ha publicado algún medio de comunicación en el país.

Por su parte, el Primado de Polonia destacó que el Papa habló de  “tener cercanía con los demás”. “Dijo que la pastoral debe ser cercana, debe existir un aproximamiento al prójimo”, añadió.

“También habló de la relación entre los jóvenes y a los ancianos” y de tener en cuenta su experiencia. “Dijo que el mundo es de los jóvenes con el potencial que tienen, pero también tienen respuestas los ancianos. Hay que construir puentes entre los jóvenes y los ancianos”, indicó.

Sobre la misericordia, el Prelado aseguró que “el Papa dijo que  es primordial, que él no la ha inventado sino que está permanente presente en la vida de la Iglesia”.

Además, “dijo que la parroquia no es una estructura arcaica, sino el centro de la vida cristiana que hay que cuidar para que siga siendo así”.

El P. Federico Lombardi, vocero del Vaticano, subrayó que “el Papa está muy contento con el recibimiento que le ha donado el pueblo polaco” y aclaró que el Pontífice quiere que los encuentros con los obispos sean en privado “sin la presión de la prensa”.

Foto: El encuentro del Papa con los obispos de Polonia en la Catedral de Wawel. – EPA

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.