Firmas

Jesús de Nazaret visto por Napoleón

Hoy, como ayer y como mañana, nos preguntamos: ¿Quién es Jesús de Nazaret para que la historia gire en torno suyo, se publiquen sobre él millares libros, revistas, artículos, tanto en papel como en Internet, no teniendo título académico y ni religioso judío, ni asistió a altas escuelas de Jerusalén, ni conoció la lengua y cultura griega, ni escribió nada?.

 ¿Quién es Jesús de Nazaret para que sea el gran inspirador del arte y mueran millares de mártires por su causa, sea la esperanza de millones y millones de personas agonizantes y la fuerza poderosa para que miles y miles de misioneros que abandonan su familia y su tierra para predicar su Evangelio en lugares lejanos y difíciles con gran sacrificio de sus vidas?

 ¿Quién es Jesús de Nazaret para  que miles y miles de religiosos se encierren en monasterios y conventos sometidos a los votos de obediencia, pobreza y castidad y de que se levanten tantas y tantas catedrales, templos y santuarios para su culto de adoración?

         La respuesta nos la da el emperador Napoleón. Cuentan los historiadores que estando reunido en una tertulia y conversando sobre la persona de Jesús de Nazaret con sus tres más íntimos colaboradores que le hacían compañía en su destierro de Santa Elena, uno de ellos, le dice: “Majestad, para mi Jesús de Nazaret no es más que un hombre sabio, un filósofo, un gran maestro y un profeta”.

         Entonces, Napoleón les dijo: “Yo conozco a los hombres y digo que Jesús no es un hombre, sino que es Dios. Yo veo solo en Licurgo, Zoroastro, Numa, Confucio y Mahoma a unos buenos hombres legisladores, pero no veo en ellos la divinidad. No sucede lo mismo con Jesús de Nazaret. Todo en él me maravilla. Es verdaderamente un  ser aparte, único y divino. Sus ideas, sus sentimientos, su Evangelio y su manera de convencer no se explican ni por la organización humana, ni por la naturaleza de las cosas”.

          Continúa: “Me habláis de las conquistas de Alejandro y de Julio César quienes supieron encender en el corazón de los soldados el entusiasmo para arrastrarles consigo a grandes y aventuradas expediciones, pero ¿cuánto duró el imperio de Alejandro y de Julio de César? Los pueblos pasan, los imperios y tronos se derrumban, pero el Cristianismo permanece después de diecinueve siglos de historia, a pesar de las grandes persecuciones y desprecios humanos, y Jesús de Nazaret sigue contando con miles de millones de fieles seguidores que le adoran y le admiran. Esto no es doctrina ni obra humana, es doctrina obra  de un  ser  divino”.

         José Barros Guede

A Coruña, 4 de septiembre del 2012

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Jesús de Nazaret visto por Napoleón, 9.4 out of 10 based on 25 ratings
Print Friendly, PDF & Email

José Barros Guede

José Barros Guede, sacerdote incardinado en la archidiócesis castrense de España. Fue coronel capellán. Licenciado en Teología y en Derecho Civil. Falleció el día 22-03-2016 en La Coruña a los 77 años.

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.