Revista Ecclesia » El obispo de Ourense y presidente de la Comisión de Liturgia: «No queremos clericalizar a los laicos»
Destacada Iglesia en España Última hora

El obispo de Ourense y presidente de la Comisión de Liturgia: «No queremos clericalizar a los laicos»

Esta mañana ha tenido lugar en la sala de prensa de la Conferencia Episcopal Española un encuentro con el obispo de Ourense y presidente de la Comisión de Liturgia, Leonardo Lemos Montanet.

En el contexto de la primera Asamblea Plenaria de este año, Leonardo Lemos ha conversado con los periodistas sobre cómo está transcurriendo el encuentro con los obispos y los temas que se están abordando.

«La Asamblea es un momento de convivencia, de intercambio de impresiones». «Hay un ambiente muy fraternal estos días de trabajo».

También ha aprovechado la ocasión para hablar de uno de los temas de actualidad. Se trata de la carta apostólica Spiritus domini en forma de motu proprio que el Papa Francisco emitió el pasado 10 de enero a propósito de la modificación del derecho canónico para que las mujeres puedan acceder al ministerio instituido del lectorado y del acolitado. Para el presidente de la comisión de Liturgia, no se trata de «clericalizar a los laicos sino que puedan ocupar su lugar en la Iglesia».

Poco antes de las preguntas de los periodistas allí presentes, Lemos ha hablado de la nueva edición del libro de exequias –recién aprobado por la Plenaria y mandado a Roma–, del trabajo coordinado, «perfectamente interrelacionado» de las comisiones episcopales  y de un hecho significativo en su diócesis: el aumento de presencia de fieles, también jóvenes, en los templos de Ourense. «Hay una gran sensación de querer volver toda la familia a Misa».

La pandemia y el fin de las parroquias «zombie»

A la pregunta de ECCLESIA a propósito de la intervención de Pietro Angelo Muroni en el último encuentro de delegados diocesanos de Liturgia, donde hablaba de la necesidad de readaptación de los ritos «algunos de los cuales ya antes de la pandemia eran frágiles», decía Muroni, Lemos se ha mostrado de acuerdo con estas apreciaciones. «Estamos en un momento en el que necesitamos readaptarnos atendiendo a la complejidad de nuestro tiempo».

Por otro lado, en relación a cómo ha afectado la covid-19, más allá de las medidas sanitarias, al aforo y afluencia en los templos, a la vivencia compartida de la fe, el obispo de Ourense cree que «la pandemia ha terminado por confirmar aquello que estaba muerto. Parroquias y comunidades que ya apenas operaban, han dejado definitivamente de funcionar. Otras, sin embargo, en esta circunstancia, ha provocado que el pastor y su equipo se esforzaran por buscar nuevas maneras de atender a las necesidades del prójimo. Las parroquias “zombie”, que sí, que estaban constituidas legalmente pero no tenían vida, han confluido con otras que se han dinamizado al poner en juego los recursos que hemos hecho llegar a través de los medios de comunicación, de la digitalización, revitalizando la fe y haciendo patente la necesidad de vivir la liturgia de otra manera».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa