Especiales Ecclesia Sínodo de la Nueva Evangelización

Intervención en el Sínodo de la Nueva Evangelización del español Antonio Arregui Yarza, arzobispo de Guayaquil, presidente de la Conferencia Episcopal de Ecuador (9-10-2012)

El encuentro con Cristo reviste un carácter profundamente personal en firma de amistad. Los amigos son los destinatarios de la entrega redentora del Señor (Cf Jn 15,18), a quienes Jesús revela al Padre (Cf Jn, 15,15).

Jesús dedicó tiempo y apertura de corazón para cultivar fecundas amistades, con Juan y Andrés, con Marta, María y Lázaro, etc. Sorprenden los frutos del diálogo apostólico personal y amistoso del Señor con personajes como Zaqueo, Nicodemo o la samaritana. Se comprende que los discipulos buscaran entre sus amistades previas a quienes proponer el descubrimiento del Mesías. Así lo experimentaron Natanael, Santiago de Zebedeo y el mismo Pedro.

El Papa Pablo VI decía que “además de la proclamación que podriamos llamar colectiva del Evangelio, conserva toda su validez e importancia esa otra transmisión de persona a persona” (EN, 46). En la vivencia del carisma de San Josemaria Escrivá, he podido apreciar la fecundidad de la labor apostólica que convierte las amistades personales en servicio al Evangelio.

Los obispos corremos el riesgo de perder humanidad y sensibilidad pastoral, si otras tareas no dejan tiempo para tratos de amistad concreta.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email