Revista Ecclesia » Iglesia en Chile: Prevención de abusos y acompañamiento de víctimas
Internacional

Iglesia en Chile: Prevención de abusos y acompañamiento de víctimas

Iglesia en Chile: Prevención de abusos y acompañamiento de víctimas

Prevención de abusos y acompañamiento de víctimas, monseñor Goic habla sobre la situación que vive hoy la Iglesia en Chile
“Nos corresponde trabajar porque las víctimas sean efectivamente una primera prioridad”.El vicepresidente de la Conferencia Episcopal, monseñor. Alejandro Goic, relató el “inmenso dolor” que le causa la realidad del abuso hacia personas vulnerables, en una entrevista concedida a la revista Qué Pasa. “Estamos hablando de situaciones aberrantes que no supimos ponderar, detectar, enfrentar. Y cuyas consecuencias nos siguen causando hoy sinsabores, descrédito, desconfianza”, manifestó el obispo de Rancagua.

Monseñor Alejandro Goic, quien preside el Consejo nacional de prevención de abusos y acompañamiento de víctimas, organismo de la Conferencia Episcopal, abordó en una entrevista la situación que vive hoy la Iglesia en Chile.

Consultado sobre el impacto de los casos de abuso cometidos por sacerdotes, Mons. Goic precisó que, a su juicio, el problema “no es que nos falte consenso o claridad sobre la materia de los abusos sexuales a menores de edad. Nuestra palabra pública ha sido clara y sin rodeos. La dificultad radica en que no siempre dimensionamos el daño gigante que estos casos producen a personas y a la comunidad”.

Añadió el vicepresidente de la CECh que el abuso sexual generalmente está vinculado a situaciones de un ejercicio impropio de la autoridad, a veces de manipulación de conciencia. “Quizá no hemos sido lo suficientemente audaces en la detección de los síntomas del abuso al interior de la Iglesia. Queremos avanzar decididamente en ellos, con la ayuda de profesionales y de la dolorosa experiencia de otras Iglesias del mundo”.

Sostuvo el obispo que “la opinión pública se escandaliza, con razón, cuando se entera de estos episodios que tanto dolor nos han causado como Iglesia. Los medios de comunicación hacen su trabajo al transparentar estos casos dolorosos. Cuánto quisiéramos que también pudieran dar cuenta de la acción valiente de tantos católicos que cotidianamente y sin ruido, ayudan, acompañan, sirven a las personas. La Iglesia, gracias a Dios, es mucho más que el pequeño grupo de autoridades a quienes hoy nos toca conducirla. La Iglesia es una comunidad de personas en movimiento”.

Y añadió: “Jesucristo nos muestra un camino: aprender de los pequeños y sencillos, servir con humildad, despojarnos de vanidades y arrogancias. Eso es vivir el Evangelio”.

Ante una consulta sobre cómo se enfrenta la crisis de credibilidad y la dañada imagen de la Iglesia, mons. Goic precisó que no se trata de estrategias ni de apariencias. “Nuestra salida es el camino que Jesús nos mostró hace dos mil años. Por haber abandonado ese camino estamos como estamos. Era el camino de Jesús el que seguía la Iglesia cuando acogía a los perseguidos políticos y amparaba ollas comunes para los más pobres en las poblaciones. Cada vez que la Iglesia abandona el camino de Jesús para preocuparse de asegurar cuotas de poder y de prestigio, la oscuridad ha impedido que florezca el Evangelio. Tenemos que volver a nuestra fuente. El papa Francisco lo ha dicho hasta el cansancio: una Iglesia para los pobres, una Iglesia en salida, una Iglesia samaritana preocupada del bien de las personas…”

Fuente: Revista Qué Pasa – Prensa Conferencia Episcopal de Chile



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa