Internacional

Hoy, Día Internacional del Derecho a la Verdad, en reconocimiento a monseñor Óscar Romero

 Hoy, Día Internacional del Derecho a la Verdad, en reconocimiento a monseñor Óscar Romero

 Fue el 21 de diciembre de 2010, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamaba el día de hoy como Día Internacional del Derecho a la Verdad. Una verdad necesaria para que haya justicia, como reconocieron los presentes en aquella asamblea al poner como título completo de este día: Derecho a la Verdad en relación con Violaciones Graves de los Derechos Humanos y de la Dignidad de las Víctimas.

Con esta celebración anual se ha querido dar un reconocimiento explícito a Mons. Óscar Romero como defensor de los derechos humanos, al designar la fecha de su asesinato para celebrar este día.

El documento de aprobación así lo recoge en los considerandos previos a la decisión de establecer este Día Internacional: “Reconociendo en particular la importante y valiosa labor de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, de El Salvador, quien se consagró activamente a la promoción y protección de los derechos humanos en su país, labor que fue reconocida internacionalmente a través de sus mensajes, en los que denunció violaciones de los derechos humanos de las poblaciones más vulnerables…”. Y continúa: “Reconociendo los valores de Monseñor Romero y su dedicación al servicio de la humanidad, en el contexto de conflictos armados, como humanista consagrado a la defensa de los derechos humanos, la protección de vidas humanas y la promoción de la dignidad del ser humano, sus llamamientos constantes al diálogo y su oposición a toda forma de violencia para evitar el enfrentamiento armado, que en definitiva le costaron la vida el 24 de marzo de 1980…”. Establecidos estos considerando se aprueba el Día Internacional.

Hoy, como el próximo 23 de mayo, cuando Mons. Óscar Romero será beatificado, se pueden recordar sus palabras, pronunciadas dos años antes de su muerte: “La palabra queda y ése es el gran consuelo del que predica. Mi voz desaparecerá, pero mi palabra, que es Cristo, quedará en los corazones que la hayan querido acoger”.eresado por mí”.

OMPRESS-NUEVA YORK (24-03-15)

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.