cruz-blanca
Iglesia en España

Hoy cumple Fundación Cruz Blanca diez años

Fundación Cruz Blanca cumple diez años de ayuda a las personas más vulnerables

Fundación Cruz Blanca nacía el 30 de septiembre de 2004, tal día como hoy hace diez años. Una efeméride para conmemorar pero con unas celebraciones austeras, como corresponden con los tiempos que vivimos y al espíritu de los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca. Sin embargo es una buena oportunidad para echar la mirada hacia atrás y ver el camino recorrido desde que la entidad fue creada por los Hermanos para continuar con su labor asistencial a los enfermos incurables y a los más necesitados.

 

La finalidad inicial era la de proporcionar una mayor proyección y apoyo a las Casas Familiares en las áreas que necesitaban mayor coordinación: voluntariado, cooperación internacional, formación, sensibilización… y además proporcionar un apoyo técnico especializado en la gestión de programas y búsqueda de financiación que sirvieran de soporte económico a las Casas Familiares.

 

Ha sido una década de trabajo sin descanso para atender a los colectivos más desfavorecidos y en la actualidad Fundación Cruz Blanca está firmemente implantada en Andalucía, Aragón, Madrid y la ciudad autónoma de Ceuta, gracias a la labor del voluntariado, un pilar básico de Cruz Blanca.

 

Inicialmente la Fundación asumirá el Programa O Cambalache, proyecto de atención a personas altamente vulnerables a la exclusión y a la violencia. Un programa que fue creado en 1996 y hoy está presente en todas las Delegaciones Territoriales activas de la Fundación.

 

La idea de los Hermanos era salir a la calle y acudir directamente a los espacios de vulnerabilidad y exclusión. Tratar de atajar los problemas yendo a su raíz, a los lugares donde se generan, acompañando a personas que ejercen prostitución, víctimas de trata de personas con fines de explotación sexual, personas seropositivas, mujeres víctimas de violencia de género, inmigrantes en riesgo o situación de exclusión social…

 

A lo largo de estos años el proyecto ha evolucionado para dar respuesta a las necesidades detectadas en entornos vulnerables en cada momento, adaptándose a las necesidades específicas de cada territorio y promoviendo la inclusión social de personas o colectivos en situación de vulnerabilidad. Para tratar de lograr esta inclusión Fundación Cruz Blanca puso en marcha programas de incorporación sociolaboral como Entabán donde se contemplan medidas formativas y de inserción laboral; creó una Red de Viviendas de Incorporación Social, para personas o familias en procesos de inclusión, así como víctimas de trata con fines de explotación sexual; y además creó un Dispensario Médico y banco de fármacos, para cubrir la atención sanitaria y para garantizar el acceso al medicamento a personas sin recursos, cuyo número se ha multiplicado especialmente tras la aprobación hace dos años de la llamada Reforma Sanitaria, el RDL 16/2012, por el cual muchas personas vulnerables han quedado excluidas del Sistema Público de Salud.

 

Para coordinar y centralizar todos estos proyectos desde 2013 se están creando unos dispositivos pioneros de lucha contra la pobreza. Nos referimos a los Centros de Atención Integral, donde los usuarios pueden encontrar todos los servicios que ofrece Fundación Cruz Blanca y además un servicio novedoso: el Tau Socialmercado, un economato social con el valor añadido de un proyecto educativo con el que las personas con menos recursos ven satisfechas sus necesidades de alimentación y de productos de primera necesidad a cambio de seguir distintos itinerarios de inserción que ya comienzan a dar resultados.

 

Hoy, después de diez años, miles de personas han sido atendidas gracias a la labor de Fundación Cruz Blanca. Gracias a sus trabajadores, socios y voluntarios, y gracias también a las administraciones públicas y empresas privadas que han colaborado a que lleguemos hasta lo que hoy somos. Y tras el largo trecho recorrido aún se tiene muy presente el origen de la entidad y el Carisma de los Hermanos en la labor de mediación de profesionales y voluntarios, en su trabajo silencioso de acompañamiento y en la generación de confianza con las personas, convirtiendo a Cruz Blanca en una referencia para los más vulnerables. Una luz de esperanza y una mano amiga a la que aferrarse para los que peor lo pasan. Una oportunidad para la transformación y poder acceder a una vida normalizada.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.