Rincón Litúrgico

Homilías del Papa, domingo 19- B del tiempo ordinario (12-8-2012)

NVulgata 1 Ps 2 EBibJer2ed (en) — Concordia y ©atena Aurea (en)

Preparado por Fr. Gregorio Cortázar Vinuesa, OCD

Juan Pablo II, Homilía a la Séptima tendópolis mariana 8-8-1982 (it po):

«Queridísimos jóvenes:         1. Vuestra “Séptima tendópolis mariana” se ha trasladado esta mañana a Castelgandolfo para celebrar con el Papa la Eucaristía (…).

2. Quisiera (…) daros algunas indicaciones programáticas para vuestra vida a la luz de las lecturas de la liturgia de este domingo.

La primera reflexión nace casi espontáneamente del episodio del profeta Elías, quien, al sentirse oprimido por un gran cansancio moral a causa de los obstáculos, peligros y dificultades de su misión, huyó al desierto, se sentó bajo una retama y se deseó la muerte: “Basta ya, mi Señor –dice con angustia–, quítame la vida”. Pero en esto llega un ángel, despierta al profeta, le señala el pan y el agua milagrosos y le invita a alimentarse: “Levántate, come, que el camino es superior a tus fuerzas” (cf 1R 19, 4-8).

Queridísimos jóvenes. También os pueden llegar a vosotros momentos de cansancio, de desilusión, de amargura por las dificultades de la vida, por las derrotas sufridas, por la falta de ayudas y de modelos, por la soledad que lleva a la desconfianza y a la depresión, por la incertidumbre del futuro. Si alguna vez os encontráis en estas situaciones, recordad que el Señor, en el designio providencial de la creación y de la redención, ha querido poner junto a nosotros a María Santísima, que, lo mismo que el ángel para el profeta, está a nuestro lado, nos ayuda, nos exhorta, nos indica con su espiritualidad dónde están la luz y la fuerza para proseguir el camino de la vida (…).

3. La segunda reflexión brota de las características de la “espiritualidad” de María, como pueden sacarse de las lecturas litúrgicas: Se trata de una espiritualidad de adhesión absoluta y total a la “Palabra de Dios”. María, ante el ángel Gabriel que le anunciaba la llamada de Dios y su específica y extraordinaria vocación a convertirse en la Madre del Mesías, del Salvador Jesús, aceptó decididamente: “He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra” (Lc 1, 38).

Así, decidida y radical debe ser también vuestra fe cristiana en Dios que obra todo en nosotros. Impresionan las palabras que hemos oído en el Evangelio: “Nadie puede venir a mí si no lo trae el Padre que me ha enviado… Todo el que oye a mi Padre y recibe su enseñanza, viene a mí” (Jn 6, 44-45). Así pues, el poder conocer, seguir, amar a Jesucristo es una “llamada” especial del Padre; la más triste aventura es rechazarla; la posición más lógica y exaltante es acoger la llamada con alegría y gratitud y vivirla con plena y total adhesión, como hizo María Santísima».

 

 

Benedicto XVI, Jesús de Nazaret1, VIII, 2: Las grandes imágenes del evangelio de Juan: EL PAN.

Pablo VI, Homilía 9-6-1966 (it):

«Nuestra avidez de conocer, de comprender, y también en cierto modo de sentir, suscita infantiles pero legítimas preguntas: ¿Por qué, Señor, te has revestido de la apariencia de pan? Para enseñarte, nos responde Cristo…, que “Yo soy el pan de vida” (Jn 6, 48), es decir, el alimento, el principio interior, renovador, beatificante de tu caduca y efímera existencia terrena. ¿Y por qué, Señor, te has revestido también de las especies de vino? ¿Para saciar y embriagar nuestra sed de felicidad? Sí, responde el Señor, pero también para hacerte pensar y participar en la separación de mi Cuerpo de mi Sangre, es decir, en mi pasión, en mi sacrificio. La Eucaristía es el memorial de la muerte redentora de Cristo… Síntesis del dogma católico… Quien comienza bien su exploración… queda prendado no sólo del pensamiento de Cristo, sino también de su humanísimo, de su divino, de su implacable amor: “Él me amó” (Ga 2, 20)».

Juan Pablo II, Audiencia general 12-5-1993 (sp fr it): El culto eucarístico, principal misión de los presbíteros.

Juan Pablo II, Audiencia general 4-2-1998 (ge sp fr en it po): Cristo, único Salvador.

LA PALABRA DEL PAPA.- «Jesús, al dar a Simón (…) el título, más aún, el don, el carisma de la fuerza, de la dureza, de la capacidad de resistir y sostener –como es precisamente la naturaleza de una piedra, de una roca, de un peñasco–, asociaba el mensaje de su palabra a la virtud nueva y prodigiosa de este apóstol, que había de tener la función, él y quien le sucediera legítimamente, de testimoniar con incomparable seguridad ese mismo mensaje que llamamos Evangelio» (Pablo VI, Audiencia general 3-4-1968 fr it). «El mensaje de Cristo, de generación en generación, nos ha llegado a través de una cadena de testimonios, de la que Nos formamos un eslabón como sucesor de Pedro, a quien el Señor confió el carisma de la fe sin error» (Pablo VI, Homilía 20-9-1964 it). «Junto a la infalibilidad de las definiciones “ex cáthedra”, existe el carisma de asistencia del Espíritu Santo concedido a Pedro y a sus sucesores para que no cometan errores en materia de fe y de moral y para que, por el contrario, iluminen bien al pueblo cristiano» (Juan Pablo II, Audiencia general 24-3-1993 sp it). «Al escogerme como Obispo de Roma, el Señor ha querido que sea su Vicario, ha querido que sea la “piedra” en la que todos puedan apoyarse con seguridad» (Benedicto XVI, Homilía en la capilla Sixtina 20-4-2005 ge sp fr en it lt po).

LOS ENLACES A LA NEO-VULGATA.- «Esta edición de la Neo-Vulgata puede servir también (además de especialmente para la liturgia) para que la tengan en cuenta las versiones en lengua vulgar que se destinan a uso litúrgico y pastoral, y (…) como base segura para los estudios bíblicos» (Juan Pablo II, Constitución apostólica Scripturarum thesaurus 25-4-1979 ge sp fr en lt po).

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Homilías del Papa, domingo 19- B del tiempo ordinario (12-8-2012), 10.0 out of 10 based on 2 ratings
Print Friendly, PDF & Email