Iglesia en España Nacional

Homenaje al misionero javeriano padre Luis Pérez quien regresa a la misión en Sierra Leona

padre-luis-perez

Homenaje al misionero javeriano padre Luis Pérez quien regresa a la misión en Sierra Leona

La toledana Parroquia de “El Buen Pastor”, la Delegación de Misiones del Arzobispado de Toledo y la Dirección Diocesana de Obras Misionales Pontificias han realizado un emotivo reconocimiento del misionero javeriano natural de Toledo

 Luis Pérez, misionero natural de Toledo, ha afirmado, como recientemente señalara el Papa en su mensaje para la Cuaresma, que “la caridad, el amor es compartir en todo la suerte del amado. El amor nos hace semejantes, crea igualdad, derriba los muros y las distancias”.

Todo está preparado para la partida del Padre Luis Pérez a una nueva misión en Sierra Leona, un camino en el que ha contado con la implicación de muchos toledanos que conocen a este misionero javeriano por su vinculación con la Parroquia de “El Buen Pastor”, pero también por sus reconocidas raíces toledanas, que comparte allá donde ejerce su vocación misionera, siempre comprometido desde la invitación a la pobreza y a una vida pobre en sentido evangélico, porque “Jesucristo se hizo pobre para enriquecernos con su pobreza”.

Luis Pérez ya conoce la realidad de Sierra Leona, hace años estuvo en este país africano en el que también trabajó por la recuperación de los  niños soldados, lo que provocó que fuera secuestrado por un grupo armado rebelde, que hace de su testimonio misionero un verdadero ejemplo de entrega a Jesucristo, a la Misión, a la vocación misionera. Hombre humilde y tímido, le cuesta hablar constantemente de esta experiencia, pero siempre lo hace, como acaba de recordar, por “responsabilidad” y por todos “aquellos que se han encontrado en una situación límite”, lo que le lleva a afirmar que “durante el secuestro percibí la densidad de vida que da la fe”.

Por ello, la Parroquia toledana de “El Buen Pastor” ha celebrado una Eucaristía de acción de gracias, para despedir al Padre Luis Pérez y para revitalizar el sentido misionero de la comunidad cristiana, para presentar la vocación misionera desde el testimonio y las vivencias del misionero javeriano, que estuvo acompañado por el también javeriano Jesús Morales, que acaba de regresar de Japón donde ha estado 22 años en la misión, el misionero diocesano Mariano Merchán, así como del Párroco de “El Buen Pastor”, Daniel Palomo, y del Vicario Parroquial, Antonio López – Higueras.

Padre Luis Pérez: “esta parroquia y comunidad cristiana me invitó a la misión”

   La Eucaristía de acción de gracias y despedida celebrada en “El Buen Pastor”, sencilla y muy participativa, en la que el Padre Luis Pérez ha estado acompañado de amigos, familiares, vecinos y voluntarios de la Delegación de Misiones, ha resaltado la importancia de la comunidad cristiana, porque, como destaca el misionero javeriano “la que evangeliza, la que realmente incita e invita a la misión es la comunidad”, donde surgen, en definitiva, las “relaciones de fraternidad, de cercanía, de pertenencia”, cuestiones sobre las que Luis Pérez ha querido resaltar lo que significó para él el acompañamiento de sus padres y en general de esa parroquia para su formación misionera.

 Pérez también hizo mención expresa a los Misioneros Javerianos, destacando que “gracias al regreso del Padre Jesús Morales, que ha estado 22 años en Japón, ahora puedo partir a Sierra Leona”, en ese sentido recordó que él optó por los javerianos porque en sus inicios vocacionales leyó una de las publicaciones de estos misioneros en la parroquia, “y lo que más me llamó la atención es que hablaban de familia, hacer del mundo una familia”, por lo que inicié el “servicio del Evangelio con los javerianos para poder ofrecer a todos la fraternidad”.

 Citando la Carta a los Corintios de San Pablo, “la Caridad de Cristo nos apremia”, Luis Pérez, ha afirmado, como recientemente señalara el Papa en su mensaje para la Cuaresma, que “la caridad, el amor es compartir en todo la suerte del amado. El amor nos hace semejantes, crea igualdad, derriba los muros y las distancias”. En este sentido, y al hablar de la vida cristiana, ha recordado que son “tres patas y puntos los necesarios en esta vida”, utilizando la imagen del “único mueble que no cojea” que es el “taburete, porque, según nos enseñaron en geometría, tres puntos forman un plano”, y esos tres puntos, para él, son “el encuentro personal con Jesús, la transformación de nuestra vida en Jesús y el anuncio de esto en los demás”.

 Una Iglesia que es hogar, de brazos abiertos, de perdón y misericordia, es la que se encuentra y desarrolla en el trabajo de los Misioneros Javerianos en Sierra Leona y en otros lugares del mundo, pero ante todo una misión e Iglesia que se entrega a la pobreza. “¿Qué pobreza es esta con la que Jesús libera y nos enrique?”, pregunta el Papa Francisco en su mensaje para la Cuaresma, como ha recordado Luis Pérez, y sobre ese mensaje destaca “Es precisamente su modo de amarnos, de estar cerca de nosotros, como el buen samaritano que se acerca a ese hombre que todos habían abandonado medio muerto al borde del camino”. También ha afirmado el Padre Luis que si la Cuaresma es un tiempo adecuado para despojarse, “debemos preguntarnos de qué podemos privarnos a fin de ayudar y enriquecer a otros con nuestra pobreza”.

 Desde ahí, desde esa opción preferencial por los pobres y la pobreza, ha destacado que “a la misión lo que le da fundamento es que con Jesús existe la posibilidad real de un mundo mejor, de la esperanza de un mundo mejor”, por lo que desde la urgencia del Evangelio nos ofrece la manera nueva de “ser verdaderamente humanos”. El Padre Luis Pérez regresa a la misión de Sierra Leona con la seguridad que le ofrecerá una respuesta que nos hace más humanos, desde la gratuidad, desde el respeto por todas las personas y la presencia de la Caridad. Damos “sentido a la persona”, desde una misión dinámica y creativa desde la fe, ha concluido.

 La Delegación de Misiones del Arzobispado de Toledo y la Dirección Diocesana de Obras Misionales Pontificias agradece la labor del Padre Luis Pérez

“Hay que aceptar a veces el riesgo de caminar con los pies cubiertos de polvo antes que no caminar por tenerlos limpios…”, con estas palabras, de Santa Teresa de Jesús, el Delegado de Misiones de Toledo, Jesús López Muñoz, ha querido manifestar su agradecimiento en nombre de la Archidiócesis de Toledo al misionero javeriano Padre Luis Pérez, porque “Luis, que además es amigo y con el que coincidí en la Parroquia “El Buen Pastor”, siempre ha sentido el coraje y la fortaleza del Evangelio para cubrir sus pies de polvo en el caminar misionero”. Además, como también ha destacado López Muñoz, “el Padre Luis Pérez siempre lleva una mochila vacía, desde que estuvo en Sierra Leona, que se va llenando de fraternidad, de todo de lo que aprende de los demás, porque tiene la capacidad de despojarse, de entrega, desde una humildad que apreciamos todos aquellos que le conocemos”.

 

Palabras que fueron acompañadas de la entrega de un detalle desde la Delegación de Misiones de Toledo, de una cruz para que la Archidiócesis de Toledo, en unión con los Misioneros Javerianos, siempre esté presente en Sierra Leona, por la acción, el trabajo y el testimonio del Padre Luis Pérez.

 

El Delegado de Misiones, que también estuvo acompañado por Francisco Villacampa, director de la Fundación EUNTES – Toledo para el Mundo, puso nuevamente la Delegación de Misiones a su disposición y a la de los Misioneros Javerianos, para contribuir en la dinamización misionera y en el trabajo común y conjunto, como se viene desarrollando en los últimos años en la Delegación, gracias a la Escuela – Taller de Evangelización Misionera y al Consejo Diocesano de Misiones. Jesús López concluyó diciendo “Luis, aquí tienes tu hogar, tu familia, tus amigos, nos sentimos honrados porque realmente eres uno de nuestros mejores embajadores de Toledo, que llevas el mejor mensaje que poseemos: a Jesucristo y el Evangelio”.

 

Fotografía

De derecha a izquierda, Francisco Villacampa, director de la Fundación EUNTES, Jesús López, Delegado de Misiones, Padre Luis Pérez y Fernando Redondo    Toledo, 11 de marzo de 2014

Delegación de Misiones de Toledo

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.