Iglesia en España Nacional

Homenaje a Carmen Hernández en la Celebración Sinfónico-Catequética “El Sufrimiento de los Inocentes” en Soria 

Más de 4.500 personas participarán este domingo del homenaje a Carmen Hernández en la Celebración Sinfónico-Catequética “El Sufrimiento de los Inocentes” en Soria 

Hace unos días, el Papa Francisco afirmó que el Camino Neocatecumenal “es un gran don de Dios para la Iglesia de nuestro tiempo”

  

  La celebración contará con la presencia de Kiko Argüello y María Ascensión Romero, quiénes forman parte del Equipo Responsable internacional del Camino, y será presidida por Mons. Abilio Martínez.

Este domingo 27 de mayo, el Camino Neocatecumenal recordará de modo especial a Carmen Hernández –iniciadora del Camino junto a Kiko Argüello y fallecida en Madrid el 19 de julio de 2016– con una Celebración Sinfónico-Catequética en la Concatedral de Soria en la que participarán más de 5.000 personas y donde estarán presentes también las autoridades civiles sorianas.

 La iniciativa ha sido promovida por la diócesis de Osma-Soria, y en concreto por su Obispo, Mons. Abilio Martínez Varea, como parte del Jubileo que el Papa Francisco concedió a las Hermanas Clarisas con ocasión de los 75 años de la exposición permanente de Jesús Eucaristía.

 Además, la intención es recordar a Carmen Hernández en la tierra de la que es originaria.

Comenzará a las 17 horas y podrá seguirse en directo a través del siguiente enlace:

 

 

 Entre los asistentes también se encuentra el Arzobispo emérito de Madrid, cardenal Antonio María Rouco Varela, así como el obispo de la diócesis francesa de Bayona, Mons. Marc Aillet. 

Entre las autoridades civiles, acudirá el alcalde de Soria, Carlos Martínez Mínguez; el de Ólvega, Gerardo Martínez Martínez y el presidente de la Diputación de Soria, Luis Alfonso Rey de las Heras. 

La Orquesta Sinfónica del Camino, formada por 110 músicos y 90 coristas, interpretará “El Sufrimiento de los Inocentes”, compuesta por el mismo Argüello y con la que se pretende expresar el sufrimiento de la Virgen María frente a la Cruz.

 Será dirigida por el prestigioso director de orquesta Tomáš Hanus, reconocido internacionalmente.

La composición

 

Kiko Argüello introduce la sinfonía de la siguiente manera: 

“Os presento una pequeña composición musical, que querría que fuese celebrativa, catequética también, diría, sobre el sufrimiento de los inocentes, sobre el sufrimiento de la Virgen. ¿Quizá la música logra decirnos algo más profundo sobre un tema tan importante?”.

 Además, invita a celebrar juntos “con estos trazos musicales, cuánto sostuvo un ángel a la Virgen, como a Jesús en el Huerto de los Olivos, cuando otro ángel le ayudó a beber el cáliz preparado para los pecadores”. 

La obra está compuesta de cinco movimientos: Getsemaní, Lamento, Perdónales, La Espada y Resurrexit, y desde que fue creada hace ocho años ha sido interpretada en lugares como el Vaticano, Nueva York, Jerusalén, Auschwitz, París, Budapest, Tokio, Boston, Chicago. En tan solo unos días sonará en la Filarmónica de Berlín.

 Puede conocer más acerca de “El Sufrimiento de los Inocentes”

Invitación de la diócesis

12El Obispo de Soria-Osma, Mons. D. Abilio Martínez Varea envió una carta a toda la diócesis en la que anunció como parte de las actividades del Jubileo esta Celebración Sinfónico-Catequética. “Será uno de los momentos importantes de este Año Jubilar y servirá también como homenaje a Carmen Hernández”. 

“Estoy seguro que esta celebración será un paso del Señor para toda la Diócesis, especialmente para los fieles de Soria y los jóvenes, así como para los hermanos de las Comunidades Neocatecumenales de Soria, Ágreda, La Rioja y de toda la región castellana y aragonesa”, dice en la misiva. 

Carmen Hernández, incansable evangelizadora

Carmen fue, junto a Kiko, iniciadora del Camino. Nació en Ólvega (Soria, España) el 24 de noviembre de 1930. Era la más joven de ocho hermanos –cuatro hombres y cuatro mujeres– y vivió su infancia en Tudela (Navarra, España).

En Tudela estudió en la Compañía de María y tuvo contacto con la Compañía de Jesús (Jesuitas). Como influencia del espíritu misionero de San Francisco Javier, desde muy joven sintió la vocación de partir en misión a la India.  

Por voluntad de su padre, en 1954 comienza a estudiar Químicas en Madrid, donde se licencia con las máximas calificaciones en el año 1958.

Durante un tiempo trabaja con su padre en la industria alimentaria en una fábrica que la familia tenía en Andújar (Jaén), pero decide dejarlo para trasladarse a Javier (Navarra), donde entra a formar parte de un nuevo instituto misionero: las Misioneras de Cristo Jesús.

Después del noviciado, estudió Teología en la casa de formación teológica para religiosos en Valencia.

 

En 1960 fue destinada a la India. Para esta misión tuvo que prepararse en Londres (en aquel entonces el país asiático pertenecía a la Commonwealth), donde permaneció un año. En ese tiempo, se dio un cambio de dirección en las Misioneras de Cristo Jesús que limitaba su apertura a la misión, por lo que Carmen regresa de Londres a Barcelona. Allí conoce al P. Pedro Farnés Sherer, profesor en el Instituto Litúrgico de París, que trabajaba a favor de la renovación litúrgica que preparaba el Concilio Vaticano II.

En sus clases, el P. Farnés presentaba las fuentes pascuales de la Eucaristía y una eclesiología renovada que mostraba a la Iglesia como luz de las naciones. El contacto directo de Carmen con los autores de esta renovación conciliar tuvo una gran influencia, más tarde, en la formación de las catequesis del Camino Neocatecumenal.

En 1963 Carmen se establece en Tierra Santa durante dos años. A su regreso a Madrid comienza a trabajar en las barracas de la periferia pensando ir de misionera a Bolivia con otros laicos célibes. Sin embargo, allí conoce a Kiko Argüello, que vivía en las barracas de Palomeras Altas, y decide quedarse en la misma zona. En medio de los pobres, ambos descubrieron la fuerza del Misterio Pascual y de la predicación del Kerigma (la Buena Noticia de Cristo muerto y resucitado) y vieron nacer entre ellos la primera comunidad.

 Gracias a la confirmación de esta nueva realidad por el entonces Arzobispo de Madrid, Mons. Casimiro Morcillo, Carmen colabora con Kiko llevando a las parroquias –primero a Madrid, después a Roma y a partir de entonces a otras ciudades y naciones– esta obra de renovación de la Iglesia.

 Carmen Hernández falleció el 19 de julio de 2016 en Madrid. En su funeral, presidido por el Arzobispo de Madrid, ahora Cardenal Carlos Osoro Sierra, y al que asistieron miles de personas, el P. Mario Pezzi destacó que con el Camino es “la primera vez en la historia que una realidad eclesial está fundada por un hombre y una mujer que han estado colaborando constantemente juntos durante más de 50 años sin estar casados”.

Además, el Papa envió un mensaje en el que aseguró recibir “con emoción” la noticia de la muerte de Carmen y destacó de ella “una larga existencia marcada por su amor a Jesús y por un gran entusiasmo misionero”. “Doy gracias al Señor por el testimonio de esta mujer, animada por un sincero amor a la Iglesia, que ha gastado su vida en el anuncio de la Buena Noticia en cada lugar, también aquellos más alejados, no olvidando a las personas más marginadas”, escribió el Papa Francisco.

 Encuentro 50ª aniversario con el Papa Francisco 

Este homenaje a Carmen Hernández tendrá lugar poco después del encuentro internacional que el Papa Francisco presidió en Tor Vergata (Roma) el 5 de mayo pasado y en el que participaron más de 150.000 personas de todo el mundo.

 12En el encuentro, con motivo de los 50 años de la llegada del Camino a Roma, el Pontífice envió 36 nuevas missio ad gentes (cada una de ellas está formada por 4-5 familias y un presbítero), y 25 nuevas comunidades en misión a parroquias de la periferia de Roma que, a petición de los párrocos y de acuerdo con el Obispo, van a sostener a esas parroquias y a llamar a los alejados de la fe.

 En su discurso, el Papa Francisco afirmó que es necesario dar “muchas gracias a quien inició el Camino Neocatecumenal hace 50 años”.

 “Vuestro carisma es un gran don de Dios para la Iglesia de nuestro tiempo. Demos gracias al Señor por estos 50 años”. “Os acompaño y os animo: ¡id adelante!”, añadió.

 En la actualidad, el Camino Neocatecumenal está presente en 134 naciones de los cinco continentes, con 21.300 comunidades en 6.270 parroquias, así como 1.668 familias en misión de las cuales 216 son missio ad gentes en ciudades descristianizadas de los cinco continentes, y con 120 seminarios Diocesanos Misioneros Redemptoris Mater. 

Puede conocer más sobre la Orquesta del Camino Neocatecumenal AQUÍ

 Para saber más sobre esta iniciativa en Soria AQUÍ

Soria, 25/05/2018.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email