Iglesia en España Nacional

Homenaje a Ángel Herrera Oria en la Fundación Pablo VI

La Fundación Pablo VI y la ACdP realizan un homenaje a su figura en el 50 aniversario de su muerte

Homenaje a Ángel Herrera Oria que se ha celebrado en la Fundación Pablo VI.

Un homenaje al laico, al periodista, al político, al maestro, al sacerdote, al obispo, al cardenal. Una semblanza de todas las facetas de su figura, un acto para recuperar su legado y traerlo al mundo de hoy “tan necesitado de liderazgo espiritual”, asegura el Presidente de la Fundación Pablo VI y obispo de Getafe, Mons. Ginés García Beltrán.

El acto que ha tenido lugar en la institución creada por el Cardenal Ángel Herrera Oria en la última eta de su vida, la Fundación Pablo VI, ha querido no solamente recordarle, sino también ponerle en el lugar que corresponde en la historia de España. Por eso, se ha contado con la presencia del historiador Fernando García de Cortázar, que destacó el papel clave de Ángel Herrera en el regeneracionismo español, su capacidad para “poner en orden el movimiento católico en España para que tuviera una mayor proyección política” y la forma en la que impulsó la presencia de los cristianos en la vida pública. Ángel Herrera nos anima a transmitir el mensaje “de que la realidad del cristianismo sigue vigente” y a “despertar la conciencia nacional dormida”, en un momento de gravedad como el actual, con el riesgo de ruptura de España.

Más compromiso social, más práctica social, más acción social

Con la presencia del periodista, Antonio Alférez Callejón, formado en la Escuela de Periodismo de la Iglesia y en la Escuela de Ciudadanía Cristiana, se ha querido reivindicar la figura del Ángel Herrera maestro, impulsor de la excelencia y la formación de “mejores personas y ciudadanos inspirados en la Doctrina Social de la Iglesia”. Sus mensajes eran “más compromiso social, más doctrina social, más práctica social, más acción social”, algo inusual en aquella España de la dictadura. Por eso, ya en su etapa como obispo, impulsó numerosas obras sociales, especialmente en Málaga, donde, tal y como recordó su alcalde, Francisco de la Torre en un mensaje difundido para el acto, “proporcionó educación a niños que no tenían acceso a ella”, creó viviendas sociales e impulsó barriadas para el desarrollo, como la de Carranque. “Su trabajo de promoción del bien común y la justicia social tiene total actualidad hoy”, aseguró.

Un gigante de la historia de España del siglo XX

Por su parte, Carlos Romero Caramelo, Presidente de la Asociación Católica de Propagandistas, creada también por Herrera Oria para promover la presencia de los laicos en la vida pública, destacó los pilares en los que centró su etapa como laico: la comunicación, la educación y la política, siempre buscando la “transformación de la sociedad”. “No hay historiador que describa la historia de España del siglo XX sin referirse a Ángel Herrera y sus obras. Fue un verdadero gigante, un hombre ocupado y preocupado por el bien común”.

Una vida en clave de santidad

El obispo auxiliar de Madrid, Mons. Juan Antonio Martínez Camino, que asistió en representación del Cardenal Carlos Osoro por encontrarse indispuesto, destacó el vínculo estrecho de Herrera Oria con la diócesis de Madrid, donde se abrió su proceso de canonización. Porque era un hombre que “vivía y llamaba a la santidad, expresada en el desprecio total de sí mismo, la entrega total a Cristo y al prójimo”. Para él la “esencia del apostolado está en la Caridad” y por eso conjugaba “la acción con la oración”. “Si no entendemos esa santidad, continuó Mons. Ginés García Beltrán sería difícil entender su vida”. “La figura de Ángel Herrera tiene que ser una interpelación a los católicos”, para trabajar en esa conciencia social que él impulsó. Porque “no puede existir una evangelización que no sea social, no se puede dejar el Evangelio cuando salimos a la calle ni podemos dejar la Doctrina Social cuando entramos en un templo”. El Evangelio en la calle y en la vida pública era el programa de Herrera Oria, aseguró el obispo de Getafe. Por eso, recuperar la memoria de Ángel Herrera “implica recuperar esa llamada a la presencia de la Iglesia en la vida pública” y a hacer “líderes evangélicos y espirituales” que sean referentes en la sociedad.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email