Internacional Última hora

Hollerich: «Europa tendrá paz y prosperidad si las compartimos con nuestros vecinos»

El máximo representante de los obispos de la Unión Europea, el cardenal Jean Claude Hollerich SJ, ha segurado que «Europa tendrá paz y prosperidad si las compartimos con nuestros vecinos». Lo ha asegurado en un videomensaje con motivo de un pronunciamiento conjunto entre los obispos de la UE (Comece) y los de África (Secam), representados por su presidente, el cardenal Philippe Nakellentuba Ouédraogo. Por su parte, Ouédraogo ha recordado que «millones de africanos viven bajo el umbral de la pobreza» y ha pedido «la anulación total de la deuda externa» de los países africanos.

Ambos cardenales han firmado un pronunciamiento conjunto  en el marco dela preparación de la sexta cumbre entre los líderes políticos de los dos continentes. «La Iglesia católica de ambos continentes comparte sus preocupaciones por las situaciones de vulnerabilidad y debilidad, las personas afectadas por pobreza y hambre, y la falta de acceso equitativo a los servicios sociales básicos», afirma el comunicado conjunto.

También, los obispos europeos y africanos llaman a que ambos continentes «se conviertan en los motores del reforzamiento de la cooperación multilateral fortaleciendo sus lazos ancestrales marcados por nuestras raíces comunes y nuestra proximidad geográfica»

Propuesta concretas

Dentro de esta preparación, desde las iglesias de las dos orillas del Mediterráneo se hacen algunas propuestas concretas. Se pide la condonación de la deuda externa, y mayor colaboración conjunta que consiga sacar de la pobreza a «mas de 110 milones en Europa y en tornoa  390 millones en África».

Ponen también el foco en la ecología integral, recordando que «todo está conectado» y que «hay un nexo entre el cuidado de la Creación y un orden social equitativo». Llaman la atención sobre la explotación de los recursos que lleva a «graves violaciones de derechos humanos».

También piden una línea conjunta entre la UE y África para «la seguridad humana y la paz». «Es una contradicción absurda hablar de paz y negociarla, mientras se promueve el tráfico armamentístico», denuncian. De ahí, que llamen a un «desarme progresivo».

Los obispos llaman también a contar con las iglesias y organizaciones creyentes. «La herencia religiosa es uno de los pilares de la cultura y la identidad. La renovada colaboración entre la UE y la Unión Afriana podría reconocer mejor esta contribución espiritual, histórica, artística, económica y social como algo positivo, y reforzar las políticas que la promuevan y protejan», han expresado.

Print Friendly, PDF & Email