Revista Ecclesia » Histórica declaración religiosa africana contra la esclavitud moderna
Destacada Internacional Última hora

Histórica declaración religiosa africana contra la esclavitud moderna

«La Trata de seres humanos es un delito especialmente atroz porque implica la explotación y el abuso de seres humanos con fines de lucro», explica el padre Lazarus Anondee, secretario general de la Conferencia Episcopal de Ghana, durante la ceremonia de firma de la «Declaración conjunta de los líderes religiosos contra la esclavitud moderna» suscrito por 14 líderes de cuatro países africanos.

La firma de la Declaración fue organizada por Global Freedom Network, la sección religiosa del grupo internacional pro derechos humanos Walk Free que se dedica a combatir este crimen que afecta a más de 40 millones de personas en todo el mundo.

Es la octava firma desde 2014 cuando el Papa Francisco y el Gran Ayatolá Mohammad Taqi al-Modarresi se unieron a otros líderes de varias de las grandes religiones del mundo para clamar por la erradicación de la esclavitud moderna. Este, esclavitud moderna, es un término que engloba la trata de personas, la servidumbre doméstica, las peores formas de trabajo infantil y el matrimonio infantil y forzado.

Los líderes religiosos, clave en la lucha

El jeque Armiyawo Shaibu, portavoz del jefe nacional Imán de Ghana, insistió en que todas las religiones han denunciado estos crímenes. «Como líderes religiosos, nuestra posición es crucial en la sociedad de Ghana», aseguró. «Podemos ver los cambios en las personas que eran ignoradas. De este modo, nuestra posición es única para identificar a las víctimas y ponerlas en contacto con profesionales que las puedan ayudar a escapar de manos de sus explotadores».

Grace Forrest, cofundadora de Walk Free, que se encontraba en Acra para la firma, destacó que los líderes religiosos son clave en la lucha para poner fin a la esclavitud moderna. «Los líderes religiosos están en una posición única para observar y abordar los casos de esclavitud moderna en sus comunidades. Esto es especialmente importante en África, donde la fe está arraigada en las comunidades y donde se da de manera muy extensa este fenómeno de la esclavitud moderna».

La declaración fue firmada por los líderes religiosos de Ghana, República Democrática del Congo, Nigeria y Costa de Marfil. Tanto el National Interfaith Council of South Africa (NICSA) como el Inter-Religious Council of Kenya (IRCK), que no pudieron unirse debido a la covid-19, informaron de que sus organizaciones aprobaron la declaración y esperan poder rubricarla cuánto antes.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa