Por la calle

Hay portadas… y portadas

Ha sido la semana de las portadas. Esas que algunas personas guardamos en una gran caja como algo extraordinario. Junto a las del 11S o la de la muerte de Juan Pablo II. El NY Times nos regaló una portada para la Historia. Sencilla, sin imagen. Solo nombres. Los de los miles de estadounidenses fallecidos por la pandemia del COVID-19. Y una frase reveladora junto a ellos: «Son más que un número». La humanización de las frías cifras nos deja la realidad encima de la mesa a la hora del desayuno.

Frente a ello, el lunes de las portadas compartidas en la prensa española. Todos los periódicos, incluidas las cabeceras locales, llevaban cuatro páginas de publicidad a modo de cubierta. Y una frase gubernamental en todas ellas: «Salimos más fuertes». ¿En serio? ¿Y los casi 30.000 que faltan? ¿Salimos todos? ¿Unidos? ¿Fuertes? ¿También quienes no han cobrado los ERTES? ¿Y los estudiantes con curso perdido? ¿Y los autónomos?

En un Estado de Alarma, es obligatorio por ley que la prensa incluya mensajes del Gobierno si éste lo precisa. Y la inyección de dinero les habrá venido de perlas. ¿Pero es ético dar pábulo a la propaganda, cuando ésta obvia el dolor de tantas personas?

 Demasiadas preguntas sobre una profesión no pocas veces vapuleada. Aunque otras merezca que se guarde en la caja de las esencias. Yo guardaré no la portada clonada, sino la de un periódico que me mostró los nombres y apellidos de quienes no han salido, ni fuertes ni débiles. Simplemente no han salido.

Print Friendly, PDF & Email