Firmas

¡¡Hasta siempre, don Patricio!! (se jubila el cura de Rectivia en Astorga

don-patricio

¡¡Hasta siempre, D. Patricio!! (el sacerdote D. Patricio Vera Mateo, párroco de Rectivia en Astorga se jubila tras 50 años

Han sido 50 años los que ha servido con fidelidad a la comunidad parroquial de San Pedro en el populoso y numeroso barrio de Rectivia en Astorga.

D. Patricio se ha jubilado. Atrás quedan tantas actividades, recuerdos, ratos buenos y malos, toda una vida densa, intensa y muy activa, hasta el último momento, respondiendo al máximo a la misión que Dios le llamo en su día cuando recién estrenado su sacerdocio llegó a Astorga y empezó a trabajar por y para la comunidad parroquial, con una atención plena a quien necesitaba sus servicios, tanto espiritual como material. Atendía de igual manera a jóvenes, adultos y ancianos, para todos tenía no solo una palabra sino una ayuda, aparentemente humana, pero buscando siempre el bien espiritual.

Aparecer y desaparecer y que solo Dios se luzca, este es de alguna manera su lema de vida. Con constancia y paciencia y no pocas dificultades iba desarrollando una actividad pastoral que como testamento y patrimonio vital permanecerán en Rectivia.

No le importo, en su momento, ponerse el mono, subirse al andamio y ser un obrero más cuando estaban construyendo la actual iglesia. Donde le necesitaban y requerían su presencia y ayuda, D. Patricio acudía con prontitud y sin miras de quien se trataba.

D. Patricio se jubiló de Rectivia, pero su espíritu y su impronta, sin duda ninguna permanecerán por muchos años. Aún con dificultades físicas, no ha dejado nunca de hacer lo que debía y por ello contó siempre con el afecto y estima de sus feligreses, que le recordaremos como un  cura con mucho celo pastoral.

¡¡Hasta siempre D. Patricio!!

Alfonso DEL RIO SANCHEZ

Print Friendly, PDF & Email

1 comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • ¡Gracias, don Patricio! Cómo le recuerdo cuando me tocó servir como sargento de IMEC en el glorioso Regimiento de Lanzacohetes de Campaña de Astorga. Y un abrazo a la distancia desde el Perú…y mil gracias por su acogida en mis años mozos