Cultura

Hallazgo en Valencia de una talla renacentista de la Virgen

Por Antonio DIAZ TORTAJADA, Sacerdote-periodista

El proceso de restauración de una imagen de la Virgen que una familia donó a la parroquia de Nuestra Señora del Lluch de Alzira ha sacado a luz una pequeña joya.

 

La minuciosa retirada de hasta tres capas de policromía superpuestas han permitido alcanzar la pintura dorada original de la que el párroco del Lluch y arcipreste de Alzira, Ramón Martín, destaca como la imagen mariana más antigua que se conserva en la ciudad y, posiblemente, añade el Cronista Oficial, Aureliano Lairón, una de las más antiguas de toda la imaginería religiosa alcireña.

 

Los expertos datan la talla en el siglo XVI y, según el relato que ha pasado de padres a hijos en la familia que ha realizado la donación, esta procede del convento franciscano que hasta el siglo XIX existió a los pies de la Muntanyeta de San Salvador, en los terrenos que posteriormente ocupó Cartonajes Suñer, también conocido como convento de Santa Bárbara.

 

La parroquia presentó la imagen a los fieles en la fiesta de la Inmaculada. Se trata de una imagen de pequeño formato que mide 62,5 centímetros –aunque se presenta sobre una peana de 9,5 cm– de la Virgen con el Niño en brazos. La icononografía corresponde a una imagen renacentista, según destacó Ramón Martín, si bien la posición del Niño en movimiento añade una característica más propia del barroco, «pero eso no quiere decir que en el Renamiento no hubiera movimiento», apunta el párroco. Con todo, la posición de la mano lleva a los expertos a concluir que se trata de una representación de la Virgen del Rosario. La parte trasera plana permite intuir que formaba parte de un retablo y que se concibió para estar expuesta, no para procesionar.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.