Internacional Noticias

Haití cancela el «Te Deum» y el presidente Jovenel Moïse anuncia cambios

No estaba acordado. Ni las autoridades civiles ni los líderes religiosos se pusieron de acuerdo. Pero ayer Haití no celebró en su catedral de Les Gonaives el tradiciones «Te Deum». Precisamente el 1 de enero se conmemora el Día de la Independencia de Haití con respecto a Francia, en 1804, y Les Gonaives es la cuna de la independencia. Informó la Agencia Fides, indicando que esta cancelación no fue del todo repentina. Unos días antes de fin de año, algunas fuentes de información, como HaitiLibre, publicaron la noticia de que faltando pocos días a la celebración del 216 aniversario de la Independencia, la ciudad de Les Gonaïves aún no estaba segura de la presencia o ausencia del presidente Jovenel Moïse. Mientras tanto, la oposición radical anunció una movilización de la ciudad y la celebración del funeral, en la Place d’Armes, de Cénoble Mécène, asesinado durante los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes, acciones destinadas a evitar la llegada del Jefe de Estado.

La Coalición de las Asociaciones de Jóvenes Líderes de Artbonite, en una carta del 19 de diciembre dirigida a Yves-Marie Péan, obispo de Les Gonaïves, pidió no celebrar el «Te Deum» el 1 de enero para evitar, según la Coalición, «que esta hermosa misa tradicional el primer día del año se convierte en el pretexto de una renovada opresión contra quienes luchan por otro sistema de gobierno». «Todavía no conocemos la posición del obispo Péan», escribieron después de Navidad. El 31 de diciembre, se hicieron públicas las noticias oficiales de que el presidente no iría a Les Gonaives porque había decidido celebrar la fiesta nacional en Puerto Príncipe. La prensa local interpretó el gesto de monseñor Péan, quien se suponía que presidiría la Eucaristía el 1 de enero y en su lugar mantuvo las puertas de la catedral cerradas, como un signo de solidaridad con el gobierno, mientras que otros recordaron sus palabras durante el «Te Deum» del año pasado, cuando destacó el «fracaso de las instituciones políticas, el colapso de la economía, la corrupción generalizada, la impunidad arrogante y la falta de respeto por lo sagrado de la vida».

Cambios en Haití

El mensaje del presidente Jovenel Moïse, presentado ayer al país, promete cambios en Haití. Estas son sus palabras: «En 2020 nos comprometemos a interrumpir este ciclo de incertidumbre, restaurar la paz en las calles y en los hogares, proteger a nuestros niños en el camino a la escuela y en su vida diaria, luchar contra las pandillas armadas y iniciar este diálogo inter haitiano, si es necesario y tan urgente». El 27 de diciembre, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA) informó que, a fines de 2019, el número de haitianos que vivían en la inseguridad alimentaria era superior a 3,7 millones, es decir. ha experimentado un crecimiento del 32% en comparación con el final de 2018. De estos, 2.6 millones sufren de «insuficiencia aguda y crítica con desnutrición severa» (fase 3 en la escala 5 del IPC – Comité Internacional de Planificación para la Soberanía Alimentaria) y 1.046 millones (contexto rural y urbano), se encuentran en una situación de «emergencia humanitaria» (IPC fase 4) que afecta a aproximadamente el 35% de la población de Haití.

La agencia de las Naciones Unidas advirtió que el número podría llegar a 4,2 millones en marzo de 2020, incluidos 1,2 millones en la emergencia humanitaria. También dijo que en 2020, 4,6 millones de haitianos (incluido el 45,5% de los niños), casi el 40% de la población, necesitarán ayuda humanitaria, en gran parte bloqueada debido a la falta de gestión local o corrupción

Print Friendly, PDF & Email