Revista Ecclesia » Ha muerto el cardenal Falcão, arzobispo emérito de Brasilia
Ha muerto el cardenal Falcão, arzobispo emérito de Brasilia
Internacional Última hora

Ha muerto el cardenal Falcão, arzobispo emérito de Brasilia

El arzobispo emérito de Brasilia, cardenal José Freire Falcão, ha fallecido esta madrugada a causa de complicaciones respiratorias y renales en su delicado estado de salud. El purpurado, que el próximo mes de octubre habría cumplido 96 años, estaba internado en el hospital Santa Lucía de la capital desde el pasado 17 de septiembre, tras haber dado positivo en covid-19.

Se trata del tercer cardenal que es víctima del virus, tras el también brasileño Eusébio Oscar Scheid (el pasado mes de enero), y el venezolano Jorge Urosa Savino, este 23 de septiembre.

La archidiócesis de Brasilia ha recordado en un comunicado la huella indeleble que dejó su pastor en los veinte años que gobernó la sede. La Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) también se ha referido en una nota de condolencia a la contribución del cardenal al organismo, sirviendo en él «como asesor en el área litúrgica y estando también al frente, como presidente, del Movimiento por la Educación Básica (MEB)».

«Servir con humildad»

Nacido en Ererê, diócesis de Limoeiro do Norte, el 23 de octubre de 1925, el cardenal Falcão estudió en el seminario de Prainha, en Fortaleza, siendo ordenado sacerdote el 19 de junio de 1949. Después de dieciocho años de ministerio sacerdotal, el 24 de abril de 1967 fue nombrado obispo de Vardimissa y coadjutor con derecho de sucesión del obispo de Limoeiro do Norte. Escogió como lema episcopal un elocuente «Servir con humildad». Recibió la ordenación episcopal el 17 de junio de 1968, asumiendo el gobierno pastoral de la diócesis tan solo dos meses más tarde. Su paso por la sede, en cualquier caso, fue fugaz, pues el 25 de noviembre de 1971, apenas tres años después, el Papa lo nombró arzobispo de Teresina, archidiócesis que pastoreó durante doce años.

La mayor parte de su servicio episcopal, no obstante, lo ejerció en Brasilia, la capital, para la que fue nombrado el 15 de febrero de 1984. Fue su segundo arzobispo y durante el tiempo en que gobernó la sede, entre 1984 y 2004, «amplió el número de sacerdotes y parroquias en el Distrito Federal, preparó la recepción del Papa en 1991, creó la Casa del Clero y estimuló los movimientos eclesiales, entre otras cosas».

Además de en la CNBB, donde fue miembro de la Comisión Pastoral, presidente del Movimiento de Educación Básica, miembro del Consejo Permanente y de la Comisión Representativa, monseñor Falcão desempeñó cargos importantes en el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). En concreto, fue vicepresidente segundo del organismo continental, y miembro de los Departamentos de Educación, de Vocaciones y Ministerios, y responsable de la Sesión de Ecumenismo.
Fue creado cardenal por San Juan Pablo II en el consistorio del 28 de junio de 1988.

Tras su muerte, integran el colegio cardenalicio 217 miembros: 121 electores y 96 no electores.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa