Revista Ecclesia » Ha fallecido el salesiano Rafael Alfaro Alfaro
rafael alfaro
Iglesia en España

Ha fallecido el salesiano Rafael Alfaro Alfaro

Ha fallecido el salesiano Rafael Alfaro Alfaro

A la edad de 84 años, ha fallecido, en la mañana del domingo día 23 de marzo y en Granada RAFAEL ALFARO ALFARO.

Había nacido en EL CAÑAVATE, provincia de Cuenca, el día 6 de febrero de 1930. En Agosto de 1945 inicia el Noviciado en San José del Valle, que culmina con la primera profesión religiosa el 16 de agosto de 1946, hasta el servicio militar. En 1954 consagra su vida al Señor, definitivamente, con la profesión perpetua que realiza en la casa de Alcalá de Guadaíra. Es ordenado como presbítero, en Córdoba, por Fray Albino González, el día 23 de junio de 1957.

 

Ese mismo año marcha a Centro América, donde permanece hasta el año 1968, año en que regresa a España, para formar parte de la comunidad de la Casa Don Bosco, Madrid.  Desde este año hasta 1996, desempeña el cargo de director del BOLETÍN SALEASIANO, español.  También, en este período, desempeña otras funciones: vicario y director de la comunidad. Así mismo Director gerente de la Editorial CCS.

 

De buen carácter, cercanía, piedad, capacidad de diálogo… Pero en su caso no podemos olvidar su vena poética. Innumerables libros de poesía religiosa han deleitado nuestro espíritu y al mismo tiempo han recibido el reconocimiento del mundo poético por varias de sus obras, que han sido galardonadas con distinguidos premios.

Había publicado unos 30 libros, la mayoría de poemas, y ha recibido premios nacionales e internacionales, entre ellos el Nacional de Literatura de El Salvador (1961), El Ciudad de Madrid, 1968; el Boscán de Barcelona en 1969; el Alcaraván, en 1973; el internacional del Olivo en 1976; el Villa de Rota (1980); el Café Marfil de Madrid, 1977; el Ciudad de Cuenca, 1984; el Tiflos, 1990; el José Hierro, 1994; y el Florentino Pérez Embid de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras (2002).

Decía en una entrevista:

“Para mí, toda poesía es mística. Y si no lo es, deja de ser poesía. Escribo poesía mística porque escribo poesía”, “El amor es la esencia de la Poesía Mística. La confianza en Dios es la exigencia de creer en el amor. ¡Siempre estamos en las manos de Dios, queramos a no queramos!”

PLEGARIA ÚLTIMA

(De su Poema “Hora de la tarde”, obra galardonada con el XXVIII Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística)

“Abre tus manos y recógeme.

Señor, creo en tus manos invisibles,

en las que me abandono. Sé que no

soy una flor, ni una paloma, ni

siquiera una sonrisa. Mas soy tuyo”.

Descansa en paz, Rafael, y en las manos del Señor.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa