Revista Ecclesia » Hermana Ángeles: 86 años de vida consagrada
Iglesia en España Noticias Última hora

Hermana Ángeles: 86 años de vida consagrada

Entre los rumores del claustro, el crujir de  la piedra y el silencio de la hospedería —cerrada a cal y canto después del verano; última vez que pudo acoger a unos pocos peregrinos— se escucha la jovialidad y franqueza de la hermana Paula, monja cisterciense del monasterio de Armenteira, en Pontevedra.

Nos atiende justo después de terminar su turno en el laboratorio de cosmética ubicado en el propio monasterio. Allí se elaboran cremas, jabones y bálsamos naturales.

«Es la otra fuente de ingresos que tenemos hoy en día».

En este recóndito lugar benedictino, donde 1.500 años después sigue operando la regla de san Benito de Nursia, el tiempo lleva otro ritmo, tiene otro pulso. Obedece a la historia. Puede atestiguarlo la hermana Ángeles, que acaba de cumplir sus 86 años como consagrada al Señor.

«Es la santidad. Siempre está sonriente, feliz, con buena cara», nos cuenta con alegría y emoción la hermana Paula a la pregunta de qué significa compartir la vida con esta religiosa.

Julián Barrio, arzobispo de Santiago, llamó el otro día para preguntar por la hermana Ángeles y agradecerle su ejemplo de amor y de entrega.

86 años de un sí diario no falto de sinsabores, de asperezas, de tibieza espiritual o amargura. Pero también de esperanza, dicha, sencillez, humildad, ternura y fraternidad con sus hermanas.

«Tenemos una jornada muy equilibrada, muy sana.  Consiste en oración y trabajo. Siete veces al día nos juntamos en el coro. Las relaciones fraternas son un caldo de cultivo para conocerse a uno mismo y para practicar la reconciliación».

Cuando la hermosura se desenvuelve en mitad del ruido, es difícil no concluir el inmenso regalo que es para el mundo el que todavía hoy sigan existiendo estos call-centers silenciosos, bisbiseantes, centrado las 24 horas del día en interceder por todos nosotros.

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa