Diócesis

Granada – Nueva Obra Diocesana, con el nombre de “Maryam”

zornoza-javier

Creado el primer Centro de Estudios de la Mujer en la Iglesia de España, erigido por Mons. Javier Martínez y con sede en Granada

  • El Centro tiene como finalidad ofrecer espacios de reflexión y de investigación acerca de la mujer, de su identidad y de su vocación, así como espacios de ayuda práctica que la sostengan y acompañen, en comunión con el magisterio de la Iglesia.

 

  • Su presidente es el Arzobispo y contará con un Equipo Directivo, un Consejo Académico y un Claustro de profesores, del que formarán parte profesionales de reconocido prestigio en sus ámbitos y de clara comunión eclesial.

 

  • Su sede está en el Edificio Joaquina Eguaras, comenzará su actividad la segunda quincena de octubre y quiere ser un espacio de libertad en medio de la sociedad actual.

 

Granada, 20 de septiembre de 2013.- A partir de este curso académico, la Archidiócesis de Granada contará con una nueva obra diocesana, dedicado en esta ocasión a la mujer, que se configura como centro de estudios y de acompañamiento. Se trata del primer Centro de Estudios de la Mujer dentro de la Iglesia en España.

 

El Arzobispo de Granada, Mons. Javier Martínez, ha erigido y firmado los Estatutos del Centro de Estudios de la Mujer, que llevará el nombre de “Maryam”, con la misión de promocionar y difundir la concepción cristiana de la mujer, y cuya puesta en marcha está prevista para la segunda quincena del mes de octubre. Entre las actividades, tiene previsto cursos acerca de la mujer, en todas sus dimensiones, que se impartirán los viernes por la tarde y los sábados por la mañana en el Edificio Joaquina Eguaras, 114, donde el Centro de Estudios tiene su sede.

 

La iniciativa del Centro de Estudios sigue las orientaciones del Papa Francisco en su viaje de regreso a Brasil con motivo de la JMJ en Río de Janeiro este año, donde afirmaba que “hay que hacer una teología profunda de la mujer”.

 

Finalidad

El nuevo Centro tiene como finalidad ofrecer espacios de reflexión y de investigación acerca de la mujer, de su identidad y de su vocación, así como espacios de ayuda práctica que la sostengan y la acompañen. En comunión con el magisterio de la Iglesia, tendrá en cuenta todas las dimensiones de la vida, así como el contexto de la actual cultura dominante y de las ideologías que la configuran. El nuevo Centro es, y quiere ser, un espacio de libertad en medio de la sociedad actual, en el sentido más verdadero y pleno de la palabra.

Asimismo, en la medida de sus posibilidades y siempre que sea conveniente para el fin y la misión del Centro, tratará de que sus estudios y actividades o parte de ellos puedan ser reconocidos por centros universitarios, españoles o extranjeros, o por instituciones o entidades cuyos fines coincidan, en todo o en parte, con los del Centro.

También se llevarán convenios de colaboración con instituciones o entidades, ya sean eclesiásticas o civiles, cuya colaboración contribuya a que el Centro pueda cumplir mejor sus fines.

 

Configuración

El Presidente del Centro de Estudios de la Mujer “Marian” es el Arzobispo Mons. Javier Martínez, que puede delegar sus funciones total o parcialmente en un Vicepresidente o en una Vicepresidenta. Asimismo, el nuevo Centro contará con un Equipo Directivo, un Consejo Académico y un Claustro de profesores, y tendrá carácter interdisciplinar, con profesionales de reconocido prestigio en sus respectivos ámbitos.

 

El Equipo Directivo velará por que el Centro cumpla sus fines lo mejor posible, “que todas sus tareas sean ocasión de testimoniar el amor infinito de Dios por toda persona humana y se lleven a cabo con amor el trabajo bien hecho y con rigor”, señalan los Estatutos. Por su parte, el Consejo Académico será nombrado libremente por el Arzobispo de Granada e integrado por un grupo de personas de clara comunión eclesial.

 

Decreto y Estatutos

El Decreto de Erección y los Estatutos del Centro están firmados por el Arzobispo de Granada, Mons. Javier Martínez, con fecha del 15 de septiembre, Solemnidad de la Virgen de las Angustias, Patrona de la Archidiócesis. Están rubricados “ad experimentum”, es decir, por un periodo inicial de cuatro años, pasados los cuales, salvo que la autoridad competente dispusiera otra cosa, pasarán a ser definitivos.

 

Según recogen los Estatutos, “las categorías de filiación, paternidad y maternidad (hombre y mujer), y los otros espacios de relación que hacen de la persona humana esta persona única, con su historia única, son esenciales aquí. Esa consideración ha de contribuir también a la liberación, tanto de la mujer como del hombre, de la dictadura y de la tiranía de la economía, del conglomerado “mercado/estado”, o de las relaciones humanas a todos los niveles concebidas exclusivamente o fundamentalmente en términos de poder o de afirmación de uno mismo frente a los demás”.

 

“Por último, y este aspecto no es en absoluto una cuestión menor o marginal, el Centro se resiste explícitamente desde su Fundación a esa separación moderna entre un orden natural y un orden sobrenatural que ha incorporado algunas categorías fundamentales incompatibles con la experiencia y la Tradición de la Iglesia, y que tanto daño ha hecho y sigue haciendo a la fe católica y a su misión en el mundo”, señalan sus Estatutos.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas